Alejandra Portuguez Morales, The Journal News.2 enero

El accidente aéreo en Punta Islita, Guanacaste que cobró la vida de 12 personas, entre ellos dos pilotos costarricenses y dos familias estadounidenses podría ser llevado a juicio.

Esto debido a que un familiar de los Steinberg le dijo al medio de comunicación gringo The Journal News: “estamos realizando esfuerzos para emprender acciones legales relacionadas con las muertes”.

Así lo mencionó Dianne Steinberg, quien el lunes 31 de diciembre anterior cumplió un año de haber perdido a su hijo Bruce, quien iba junto con su esposa Irene y sus tres hijos, William, Zachary y Matthew (de 17, 19 y 13 años).

La señora dijo que han realizado esfuerzos para obtener información sobre la pesadilla de este accidente aéreo. "No hemos escuchado cuál fue exactamente la causa del accidente”, mencionó.

La avioneta era de la compañía Nature-air iban los dos pilotos ticos y 10 extranjeros. Fotos: Archivo LT
La avioneta era de la compañía Nature-air iban los dos pilotos ticos y 10 extranjeros. Fotos: Archivo LT

“Los abogados están trabajando para resolver los complejos tratados de aviación internacional y las cuestiones jurisdiccionales del estado”, mencionó Steinberg, y señaló que no está claro qué tribunales se encargarán de este asunto.

La hermana menor de Bruce es la más afectada por la falta de respuestas. “Mi hija no descansará hasta que sepa exactamente lo que sucedió”, agregó Steinberg.

Esta familia vivía en Scarsdsale, Nueva York y sus allegados mencionaron que estaban emocionados de visitar Costa Rica.

Familia muy querida

Doña Dianne mostró los recuerdos, placas, recaudación de fondos y servicios religiosos dedicados a la familia de su hijo.

“El hecho de que los amigos que tenían siguieran haciendo cosas y recordándolos demuestra lo especiales que eran”, manifestó.

La mujer afirmó que su hijo fue muy responsable con la paternidad de sus tres hijos por encima de su carrera en finanzas.

“Siempre fue alguien que se las arreglaría para llegar temprano a casa del trabajo”, dijo con la voz cortada. "...Siempre llegaba a casa a tiempo para bañar a los niños y darles un beso de buenas noches”.

Los Steinberg era una familia neoyorquina y estaban muy entusiasmados de visitar suelo tico, el pasado 31 de diciembre cumplieron un año de muertos. Foto: Archivo LT
Los Steinberg era una familia neoyorquina y estaban muy entusiasmados de visitar suelo tico, el pasado 31 de diciembre cumplieron un año de muertos. Foto: Archivo LT

La mamá mencionó que eran los niños eran conocidos por sobresalir en la escuela y los papás en el trabajo, pero que muchos de los deseos que estaban construyendo quedaron a medio camino. “Fueron muy trabajadores... solo nos queda llevarlos en nuestro corazón”, dijo.

En la tragedia fallecieron los pilotos costarricenses Emma Ramos y Juan Manuel Retana, además de la guía turística Amanda Geissler y las familias estadounidenses conformadas por Bruce e Irene y sus hijos Zachary, William y Matthew Steinberg; así como Mitchell y Leslie y sus hijas Hannah y Ari.

Las víctimas iban hacia el aeropuerto Juan Santamaría

La avioneta que se estrelló era tipo Cessna 208 que transportaban a los huéspedes del hotel de Punta Islita hacia el aeropuerto Juan Santamaría para tomar vuelos fuera del país.

Al parecer los fuertes vientos y las fallas mecánicas fueron dos factores que se consideraron durante las primeras etapas de la investigación del accidente.

La avioneta había despegado de la pista de Punta Islita, pero al parecer los fuertes vientos y fallas mecánicas provocaron que se estrellara. Foto: Archivo LT
La avioneta había despegado de la pista de Punta Islita, pero al parecer los fuertes vientos y fallas mecánicas provocaron que se estrellara. Foto: Archivo LT

“El avión que transportaba a los Steinberg luchó por despegar, no salió al mar y, en cambio, se dirigió hacia una montaña antes de estrellarse contra la jungla costarricense”, según un informe preliminar del accidente de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés).

El medio estadounidense señaló que la agencia federal se negó a dar muchos detalles de la investigación, justificando que las autoridades de aviación costarricenses son las que supervisan la investigación.