Alejandra Portuguez Morales.8 junio

Quizás Adrián Jesús Quesada Vargas presintió hace una semana que su tiempo en la tierra estaba cerca de terminar porque le dijo a sus familiares que cuando muriera no quería que lo sepultaran en el cementerio de San Joaquín de Flores en Heredia, cerca de donde él vivía.

Adrián era el Policía de Control Fiscal (PCF) que murió este viernes en la mañana en un choque contra un camión en Colonia Bolaños en La Cruz de Guanacaste.

Armando Quesada, hermano de él dijo que su ser querido estuvo conversando con otros parientes hace una semana sobre lo feo que era ese cementerio, tanto que siempre evitaba pasar al frente.

“Me di cuenta que él dijo eso y por eso vamos a comprar un derecho en La Piedad, en Mercedes sur de Heredia, para no sepultarlo donde él no quería”, expresó su familiar.

Adrián Jesús Quesada Vargas, de 36 años trabajaba para la PCF desde hace 10 minutos, él dejó dos hijos. Foto: Cortesía para LT
Adrián Jesús Quesada Vargas, de 36 años trabajaba para la PCF desde hace 10 minutos, él dejó dos hijos. Foto: Cortesía para LT

A Adrián lo conocían en el trabajo como Chuta. Sus compañeros lo recordaron como una persona entregada y honrada. Era el quinto de ocho hermanos y los sobrinos lo adoraban.

“Él dejó dos hijos, uno que a finales de este mes cumple un año y vivía emocionado al verlo crecer y el mayor (7 años) que veía a su papá como su inspiración, ellos eran muy unidos y mi hermano adoraba a su familia”, dijo el familiar.

Los restos de Adrián no han sido entregados de la Morgue, por lo que sus familiares esperan que este sábado en la noche se los den para velarlo y sepultarlo este domingo en la mañana.

En este accidente de tránsito sobrevivieron Edson Contreras Matarrita de 37 años, de la PCF, él era quien manejaba el vehículo, además de una trabajadora de la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) Adriana Córdoba Cháves de 29 años, que iba en el asiento del acompañante.

Ellos están fuera de peligro, incluso se dice que los van a pasar al hospital del Trauma del INS. Edson sufrió fracturas en una pierna, en un pómulo, en los dedos de los pies, una cortada en la cara y fuertes golpes en un pulmón.

Las autoridades continúan analizando qué generó la fatalidad, aunque la versión que se maneja es que el accidente ocurrió cuando una persona cortaba un árbol y una de las ramas cayó sobre el carro de los funcionarios.

Se dice que el chofer trató de esquivarla, perdió el control del carro, invadió el carril contrario y chocó de frente contra un camión.

Quesada, aunque iba en la parte de atrás, fue el que llevó la peor parte.