Rocío Sandí.25 mayo
Michael Velásquez, Diana García, Milady González y Génesis González luchan por salir adelante y dejar atrás el incendio en el que casi mueren. Foto: José Cordero.
Michael Velásquez, Diana García, Milady González y Génesis González luchan por salir adelante y dejar atrás el incendio en el que casi mueren. Foto: José Cordero.

Todos los días, cuando Milady González se acuesta a dormir, se llena de nervios y le vienen a la mente los recuerdos del día que estuvo a punto de morir en un incendio.

A su esposo, Michael Antonio Velásquez, y a sus dos hijas, Génesis González y Diana García, les pasa lo mismo. Todos deben luchar por superar la noche en la que el fuego y el humo los despertó, ya que la cuartería en la que vivían se había convertido en un infierno.

La tragedia que los atormenta ocurrió la madrugada del sábado 13 de abril, en La Carpio. Ese día, aparentemente, una persona desató el fuego que cobró siete vidas.

“Como eso pasó mientras dormíamos, a uno le queda eso en la mente. Ahora cuando me acuesto a dormir el mínimo ruido me despierta y me hace pegar un brinco. También me pasa como que me sueño con el fuego y de pronto me despierto asustada”, contó Milady.

La Policía Judicial continúa investigando el incendio, que en apariencia fue provocado. Foto: Alonso Tenorio.
La Policía Judicial continúa investigando el incendio, que en apariencia fue provocado. Foto: Alonso Tenorio.

“Un día de estos mi hija Diana se despertó con miedo, se levantó y pegó en la lavadora, a todos nos persigue el recuerdo de lo que vivimos ese día, pero poco a poco tenemos que ir dejando eso atrás”, agregó.

Retomaron sus vidas

La valiente mamá dejó a atrás los problemas respiratorios que sufrió por el incendio y ya está de nuevo trabajando en labores domésticas en una casa en Escazú, su compañero sentimental volvió a la construcción y sus hijas al colegio.

Como parte de la atención que recibieron por la emergencia, todos están asistiendo a terapia psicológica para asimilar lo que pasó y superarlo.

“Ya estamos en una nueva casita, también en La Carpio, a unos 100 metros de donde se dio el incendio. La estamos alquilando y nos gusta bastante, la sentimos bastante segura. Con la ayuda que nos dio el IMAS pudimos comprar una refrigeradora, un sartén eléctrico, una olla arrocera, una cafetera y una lavadora.

El dueño de la cuartería murió en el incendio. Foto: Alonso Tenorio.
El dueño de la cuartería murió en el incendio. Foto: Alonso Tenorio.

“Ya tenemos camas y sillones porque también algunas personas nos han ayudado a ir haciéndonos de nuevo de nuestras cositas“, contó.

En el barrio cada vez se habla menos de las tragedia que los golpeó, pero el ver todavía los escombros de la cuartería hace que los lugareños la tengan presente

Milady dice que espera que el pasar del tiempo los ayude a dejar atrás los miedos y les permita volver a dormir en paz.

7 personas murieron en el incendio de La Carpio