Sucesos

Familia veló a joven mamá el mismo día que le festejaría el cumpleaños

Muerte está bajo investigación

Yendry Vílchez, joven que murió en Pocora de Guácimo un día antes de su cumpleaños. Foto cortesía Cindy Vargas.

La familia de la joven Yendry Vílchez Franco planeó reunirse este viernes para celebrarle su cumpleaños número 21, sin embargo, el encuentro terminó siendo para velarla pues falleció un día antes.

“Estamos deshechos, pensar que ella me dijo, ‘tía, ¿va a venir?’, yo le dije que no podía ir con mis niños a una fiesta y me dijo que tenía muchas ganas de verme. Ahora pensar que voy a ir, pero no a su cumpleaños, sino a su vela, eso me tiene destrozada”, dijo Cindy Vargas, tía de Yendry.

A Vílchez la hallaron sin vida a las 6 de la mañana de este jueves, cuando unos cruzrojistas llegaron a su casa, en barrio Santa Emilia de Pocora, en Guácimo de Limón, al atender una alerta por presunta agresión.

Aunque el OIJ aún investiga la muerte de Yendry, los seres queridos de ella sostienen que Vílchez, quien era mamá de una chiquita de 4 años, habría sido asesinada.

Difícil relación. Los allegados de Vílchez contaron que la joven Yendry tenía un difícil relación con un hombre de apellidos Bustos Chavarría y de 23 años, quien fue detenido este jueves --horas después de que encontraran el cuerpo-- como sospechoso de otros delitos en perjuicio de la joven, los cuales habrían ocurrido el miércoles.

A Bustos las autoridades no le achacan ningún delito por presunto homicidio.


—  "Este viernes habría cumplido veintiún años, ella era muy alegre y tenía muchas metas", dijo Cindy Vargas, tía de Yendry.

“La Fiscalía Adjunta de Pococí informó que investiga a un hombre de apellidos Bustos Chavarría quien figura como sospechoso de cometer los presuntos delitos de maltrato, ofensas a la dignidad, amenazas y privación de libertad.

“El imputado se encuentra a las órdenes del Ministerio Público, donde se le tomará la declaración indagatoria y, posteriormente, se solicitará al Juzgado Penal que programe una audiencia para la respectiva solicitud de medidas cautelares”, informó el Ministerio Público.

Mientras que la oficina de prensa del OIJ dijo que está a la espera del resultado de la autopsia de la joven para determinar la causa de muerte.

Hermana es testigo. Cindy, la tía de Yendry, contó que en un inicio el OIJ manejó el caso de su sobrina como un aparente suicidio, pues la encontraron con mecate alrededor del cuello, sin embargo, esta versión cambió debido a declaraciones dadas por la hermana menor de Yendry, de 12 años, quien estaba en la casa de la fallecida.

Según Vargas, la niña vive en Paraíso de Cartago con su mamá, pero llegó el miércoles a quedarse a dormir a la vivienda de Yendry. En la casa también estaba la hija de Vílchez, de cuatro añitos.

“La hermanita de ella estaba presente y nos dijo que Yendry no se quitó la vida. Parece que Yendry y él (Bustos) estaban celebrando anticipadamente, aparentemente estaban tomando licor y empezaron a pelear.

“Los pleitos entre ellos eran comunes, por eso los vecinos escucharon gritos y nadie intervino. Al parecer mi sobrina menor quiso ayudarla y el muchacho la golpeó, la niña estaba en shock”, contó Cindy.

La tía de Yendry dice que su sobrina menor fue llevada, el jueves, a la Fiscalía de la zona para que contara lo que vio.

Relación complicada. Al parecer Yendry y Bustos mantenían una relación sentimental desde hace más de un año, sin embargo, no era nada estable, incluso la tía de la joven la calificó como una relación tóxica, en la cual, en apariencia, se habrían dado varias agresiones.

“Ellos tenían una relación como de marinovios, por decirlo así, el lugar donde ella vivía se lo había conseguido el papá de la chiquita, entonces ella y el muchacho tenían una relación muy complicada, porque se dejaban y volvían a cada rato.

“Yo le había dicho que lo dejara, que no era un muchacho bueno para ella, que eso era una relación tóxica, pero ella me envió una foto de la graduación de la escuela de ellos y me dijo que él estaba cambiando, que se metió a estudiar con ella en el Cindea de Pocora”.


—   “Era cariñosa como pocas y se desvivía por su hija, procuraba hacer todo para que a la bebé no le faltara nada”, dijo Cindy Vargas, tía de Yendry.

Cindy dice que ella era la tía regañona de Yendry, pues le llamaba la atención y la pasaba aconsejando.

“Ella estaba estudiando, se quería superar, me decía que quería seguir mi ejemplo, que quería sacar el colegio rápido para ponerse a estudiar inglés”.


—  Si usted desea ayudar a la familia de Yendry con alguna donación para sus honras fúnebres puede comunicarse con su hermana Yirley Vilchez al teléfono 6297-6531, o por medio de Sinpe Movil a ese mismo número.

La tía contó que Yendry sería velada ayer en la casa de su mamá en Paraíso de Cartago.