Alejandra Portuguez Morales, Raúl Cascante.11 marzo

“¡Policía, policía, al suelo, policía!”, así fue como en apariencia los integrantes de la banda narco de Ojos Bellos entraron a la casa del doctor Marcony Hernández Quirós, asesinado a balazos.

Dinier Estrada, más conocido como Ojos Bellos, junto a sus compinches de apellidos Ventura Estrada; Barrio Estrada; Ugalde Odio y Vallejo Hernández, este último exoficial de la Fuerza Pública, serían los responsables del ataque de la familia Hernández.

Este ocurrió el 12 de julio del 2016, a las 10:40 p. m. en Villa del Mar 1, en Limón y los detalles trascendieron hasta este miércoles al iniciar el juicio contra los involucrados en los Tribunales en el Caribe.

El fiscal Manuel Jiménez dijo en la acusación que los sujetos fingieron ser policías para cometer el ataque, el cual terminó con la vida del médico.

“Con una clara distribución de funciones, uno de ellos (los sospechosos) realizó labores de vigilancia y custodia en las afueras de la vivienda del ofendido, con la finalidad de ser descubiertos, los demás integrantes del grupo forzaron las puertas y entraron gritando ser policías, seguidamente amenazaron a la familia y le exigieron al agraviado que les entregara el dinero que tenía”, leyó el fiscal en su acusación.

Dinier Estrada Jiménez, conocido como Ojos Bellos es señalado como el líder de una banda narco que cobró varias vidas. Foto: Rafael Pacheco
Dinier Estrada Jiménez, conocido como Ojos Bellos es señalado como el líder de una banda narco que cobró varias vidas. Foto: Rafael Pacheco

Los sospechosos usaron pasamontañas y ropa similar a la del OIJ mientras mantenían encañonados a la esposa y a los tres hijos del médico.

Luego le dispararon al médico dos veces en el pecho y en la pierna izquierda. Él doctor murió en el hospital Tony Facio de Limón.

Inocentes murieron por pleitos de bandas

A la organización de Ojos Bellos también los involucran con la muerte de cinco personas en playa Cieneguita, Limón el 2 de octubre del 2016.

En esa masacre murieron un niño de 11 años, una adolescente de 15, también Eloísa Hoy Pinnock, de 33; Corina Mc Kenzie Pennicott, de 38 y Francisco Miralles Montoya, de 21.

Miralles era uno de los blancos del ataque, según dijo la Policía judicial durante la investigación.

El fiscal Manuel Jiménez explicó que Ojos Bellos le dijo a sus cómplices que les pagaría para que asesinaran a un hombre de nombre Tony Alexander Peña Russell.

El 2 de octubre del 2016 hubo una balacera en playa Cieneguita en la que murieron cinco personas, al parecer cuatro eran inocentes. Foto: Archivo GN
El 2 de octubre del 2016 hubo una balacera en playa Cieneguita en la que murieron cinco personas, al parecer cuatro eran inocentes. Foto: Archivo GN

Por lo que en apariencia el policía Vallejo Hernández actuó como informante, mientras que Estrada Jiménez y Ugalde Odio vigilaron y siguieron a la víctima, para escoger la hora, el día, lugar y modo de ejecución, explicó el fiscal.

Agregó que estos conflictos se debieron entre las organizaciones lideradas por Ojos Bellos y la de Keylor Cole Kelly, alias Gato Cole.

En este juicio recibirán 26 testigos y esta previsto para que se termine en cuatro semanas.