Sucesos

Fiscalía insiste en que dueños de Meco y H. Solís cumplan prisión preventiva

Si el juez acepta la apelación se ordenaría una nueva audiencia de solicitud de medidas cautelares

El Ministerio Público está decidido en luchar para se anulen las fianzas y envíen a prisión preventiva a Mélida Solís, dueña de H. Solís, y Carlos Cerdas, propietario de Meco, investigados en el caso de supuesta corrupción conocido como “Cochinilla”.

De conseguirlo, se realizaría una nueva audiencia de solicitud de medidas cautelares, en la cual la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción solicitaría que vayan a prisión por un año.

Este fue el tema que se trató durante el tercer día de la audiencia de apelación de medidas cautelares que se lleva a cabo desde el pasado lunes en los Tribunales de Goicoechea.

Precisamente, este miércoles se cumplió un mes desde que el OIJ detuvo a 30 sospechosos ligados con el caso Cochinilla.

Durante la mañana, el representante del Ministerio Público presentó sus argumentos para justificar que las medidas dadas a Solís y Cerdas no eran congruentes con el peligro de fuga que existe, dado que los montos de $5 millones (Cerdas) y $3 millones (Solís) no pueden ser comparados con el perjuicio económico que estos habrían causado.

La misma solicitud la presentó para otros 12 investigados que también fueron dejados en libertad, con medidas cautelares alternativas, el pasado sábado 26 de junio.

Hablamos de Alister Cervantes Morales, gerente de DICCOC; Abel González Carballo, gerente de Operaciones de Meco; Alejandro Bolaños Salazar, representante legal de Meco; Carmen Madrigal Rímola, directora de Proveeduría del Conavi; Carlos Solís Murillo, exgerente financiero del Conavi; Elsie Carmona Rivas, funcionaria del Conavi, y Harold Mora Obando, también funcionario de esa institución.

Además de Hugo Fallas Zúñiga, delegado de firmas del Conavi; Juan Carlos Abarca Quesada, gerente de Also Frutales; Óscar Martínez Martínez, presidente de ITP; William Herrera Chacón, dueño de Constructora Herrera y Tobías Arce Alpízar, quien es señalado en la investigación como el supuesto intermediario entre las constructoras y los funcionarios del Conavi.

Durante la tarde, se le dio la palabra a algunos de los abogados para que defendieran las medidas dictadas a sus clientes; sin embargo, esta etapa se extenderá hasta este jueves debido a la cantidad de defensores que participan en el proceso.

Ewald Acuña, abogado y exjuez, explicó que si la apelación del Ministerio Público es aceptada por el juez, además de tener que hacerse una nueva audiencia, a los empresarios se les devolvería de forma inmediata las fianzas que presentaron.

En el caso de Solís, se trata de los documentos de cuatro apartamentos de lujo ubicados en Rohrmoser, mientras que a Cerdas se le devolverían unos certificados de depósito a plazos.