Alejandra Portuguez Morales.6 mayo

La Fiscalía de Tarrazú abrió una investigación contra un vagonetero de apellidos Hidalgo Elizondo por el delito de homicidio culposo en contra del bebé Ian Daniel Montero Astúa, de 2 años.

Así lo confirmó la oficina de prensa del Ministerio Público, que agregó que se encuentra en la etapa de recolección y análisis de la prueba.

“Este despacho solicitó una ampliación del informe policial al Organismo de Investigación Judicial, por lo que está a la espera de que este le sea remitido”, señalaron.

El bebé murió el sábado 23 de noviembre del 2019 en Santa María de Dota. Los papás, el bebito y un hermanito de él estaban en la parada de buses de San Pedro de Santa María de Dota cuando ocurrió la tragedia.

Una vagoneta sin control atropelló a los cuatro miembros de la familia y a otras personas que esperaban el bus.

Ese sábado la familia iba para un restaurante en Tarrazú para celebrarle el cumpleaños número dos del bebé de la familia, que nació el lunes 20 de noviembre del 2017.

Ian Daniel Montero tenía solo dos añitos cuando ocurrió la fatalidad que cobró su vida. Foto: Suministrada y autorizada por Rolando Montero
Ian Daniel Montero tenía solo dos añitos cuando ocurrió la fatalidad que cobró su vida. Foto: Suministrada y autorizada por Rolando Montero
2 años tenía Ian Daniel Montero cuando murió
Familia también demandará

Doña Susan Ríos, abuelita materna de Ian Daniel, cuenta que estos han sido los seis meses más difíciles de su vida.

Le agradecen a Dios que el hermanito mayor de Ian esté con vida, pero saben que también sufre mucho porque tuvo varias fracturas, además ya no tiene a su compañero de juegos.

“Mi hija (mamá de los niños) y yo aún tenemos toda la ropita, los jueguetes de Ian, no queremos deshacernos de sus cositas, no hay día que no lo recordemos, es nuestro ángel y ya nada ni nadie nos lo devolverá, ni curarán este dolor que debemos soportar”, dijo la abuelita.

Sharon Astúa, mamá Ian, no puede sostener las lágrimas cada vez que recuerda a su pequeñito.

“Me arrebataron de las manos a mi hijo, ese día los cuatro estábamos en la parada de buses, mi hijo mayor también sufrió mucho con los golpes, incluso a veces se despierta llorando y cuando es de día no deja de hablar de su hermanito Ian Daniel, es una ausencia que todos extrañamos”, dijo Sharon Astúa.

Una vagoneta que viajaba sin control arrasó la parada de autobuses matando a un niño de dos años y dejando heridas a seis personas. Foto cortesía de Altavisión
Una vagoneta que viajaba sin control arrasó la parada de autobuses matando a un niño de dos años y dejando heridas a seis personas. Foto cortesía de Altavisión

Steven Brenes Ramírez, del Bufete B&P Abogados y representante de la familia, dijo que también denunciarán la muerte porque consideran que hubo negligencia.

Además demandarán al conductor por homicidio culposo y lesiones culposas, así como también a la empresa Constructora Meco S.A.

Aseguró que la plantearán una Querella y una Acción Civil Resarcitoria en los próximos días, ya que están esperando los resultados de algunos informes, por ejemplo las valoraciones médicas de los sobrevivientes.

“Ya se cuenta con el informe del OIJ, sin embargo, faltan varias diligencias que son necesarias para demostrar con mayor fuerza probatoria, la responsabilidad penal y civil del chofer, así como los daños y lesiones causados a las personas que resultaron lesionadas”, dijo Brenes.

Vagoneta no tenía daños mecánicos

El abogado aseguró que ya cuentan con el peritaje de la vagoneta, en la que demuestran que estaba en buenas condiciones.

“El peritaje consta en el informe del Organismo de Investigación Judicial, del mismo se extrae que la vagoneta involucrada presentaba un buen estado de funcionamiento mecánico en todos sus sistemas, lo que deja en evidencia que el accidente se produjo por la negligencia en la conducción y maniobrabilidad de parte del conductor”, mencionó el representante de la familia.