Alejandra Portuguez Morales.Hace 6 días

Un hombre de apellidos Gutiérrez Alfaro, 33 años, podría pasar los próximos 60 años encarcelado por matar y descuartizar al peruano nacionalizado tico Wálter Nelson Antay Rodríguez, de 52 años.

La Fiscalía de Limón pidió esa cantidad de años contra Gutiérrez porque es acusado de uso de documento falso, falsedad ideológica y homicidio calificado.

El cadáver Wálter Antay estaba en este congelador en una casa de Los Cocos, en Limón. Foto: OIJ
El cadáver Wálter Antay estaba en este congelador en una casa de Los Cocos, en Limón. Foto: OIJ

La Fiscalía también pidió un año de cárcel contra dos mujeres de apellidos González Rodríguez y Alfaro Silva, mientras que en contra de un hombre de apellidos Baltodano Gutiérrez tres años por los delitos de falsedad ideológica.

Antay fue visto por última vez con vida en setiembre del 2018, sus restos fueron hallados el 13 de diciembre del 2018 en barrio Los Cocos, Limón.

El peruano/tico tenía una soda en Limón, sus restos aparecieron en ocho bolsas en un congelador.

Gutiérrez fue señalado por el director del OIJ como un asesino serial porque también es sospechoso de matar a Rita Raquel Rostrán Fajardo, quien fue esposa de Antay.

El peruano nacionalizado tico Walter Nelson Antay Rodríguez, de 52 años fue hallado sin vida en barrio Los Cocos, Limón. Foto: Archivo
El peruano nacionalizado tico Walter Nelson Antay Rodríguez, de 52 años fue hallado sin vida en barrio Los Cocos, Limón. Foto: Archivo
Dejó a muchacho sin papás

Antay y Rostrán se casaron en Perú, vivieron en Nicaragua, tuvieron un hijo, luego se divorciaron y Antay se vino para Costa Rica en el 2008.

Gutiérrez habría conocido a la pareja en Nicaragua, cuando administraba una soda.

Seis años después de que Wálter llegó a Costa Rica, comenzó a recibir mensajes del número de su exesposa en los que le decía que ella no deseaba tener más contacto con él ni con su hijo.

Por eso al menor se lo trajeron para suelo tico, para que viviera con su padre en Limón.

Gutiérrez Alfaro, quien estaba a cargo de todos los negocios de Rita, vendió la casa de la mujer en Nicaragua y se vino solo para Costa Rica a trabajar con Antay en el negocio de Limón.

Después, el cuerpo de la mujer fue encontrado enterrado debajo de un piso de cemento en el país del norte. El OIJ no precisó cuándo fue el hallazgo de Rita.

En setiembre del 2018, Wálter desapareció y su pareja y el hijo de él seguían recibiendo mensajes del teléfono de Wálter que decían que no quería tener más contacto con ellos. El mismo modo de operar que utilizaron con Rita.

Se espera que los jueces den la sentencia la próxima semana.