Rocío Sandí.23 septiembre, 2019

Una fuerte erupción del volcán Poás hizo que los encargados del parque nacional cerraran las puertas este lunes como medida de prevención.

El lanzamiento de materiales se dio este domingo a las 8:59 de la noche y según informó el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) alcanzó los 3000 metros de altura sobre el cráter.

La erupción de este domingo se mantuvo activa por varias horas. Foto cortesía de Ahora Noticias.
La erupción de este domingo se mantuvo activa por varias horas. Foto cortesía de Ahora Noticias.

Lidier Esquivel, jefe de la unidad de Investigación y Análisis del Riesgo de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) informó que varios expertos visitarán este lunes el coloso para hacer un análisis y determinar cuando podrá ser reabierto el parque.

Esquivel dijo que están a la espera de un informe e información de campo que les permita determinar la magnitud de la erupción.

De momento las zonas aledañas al parque permanecen sin ninguna restricción, por lo que si usted había planeado ir a darse una vuelta por ahí aún puede hacerlo para que disfrute del paisaje, compre frutas y deguste de las deliciosas comidas que ofrecen los restaurantes de la zona.

Los lugareños aseguran que debido a la erupción durante la noche se estuvo percibiendo un fuerte olor a azufre, pero ya este lunes en la mañana el olor era leve.

El volcán Poás estuvo cerrado al público durante un año y cuatro meses luego de mantener actividad constante que comenzó en la Semana Santa del 2017. El parque reabrió sus puertas en agosto del 2018, pero con nuevas reglas para los visitantes, entre ellas medidas de seguridad reforzadas por tratarse de un coloso activo.