Alejandra Portuguez Morales.17 diciembre, 2019

Así como las huellas dactilares son únicas para cada persona, los garabatos que uno hace cuando escribe también lo son.

A este análisis de la escritura se le conoce como grafoscopía, esta palabra viene del griego graphos (escritura) y logos (estudio o tratado).

En el OIJ hay un grupo de investigadores dedicados a ver con lupa cada detalle que las personas usan a la hora de escribir sobre papel, esta sección se llama Análisis de Escritura y Documentos Dudosos.

En el 2018 esta sección estudió 1023 documentos, mientras que en lo que llevamos del año han examinado 730 casos.

Los investigadores determinan si el documento analizado es auténtico o más bien fue alterado o es falso.

Esta sección ha llevado casos sonados como el de la exdefensora de los Habitantes Ofelia Taitelbaum y el de Rodolfo Villalobos, presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol).

La sección de Análisis de la escritura está en el Complejo de Ciencias Forenses en San Joaquín de Flores. Foto: Tomada del OIJ
La sección de Análisis de la escritura está en el Complejo de Ciencias Forenses en San Joaquín de Flores. Foto: Tomada del OIJ
En casos mediáticos

Algunos de los documentos que pasaron por las manos de este grupo de investigadores fueron papeles de las empresas de la exdefensora de los Habitantes Ofelia Taitelbaum, en los que en apariencia intentaron hacer creer que los firmó María Otárola, una costurera de Ciudad Quesada, con el fin de falsificar declaraciones de renta, pagos y firmas entre el 2009 y el 2014.

Sin embargo, la Sección de Análisis de Escritura determinó que las firmas no pertenecían a la costurera sino más bien a Ofelia Taitelbaum. Este detalle lo declaró el perito Juan Carlos Rivera Rodríguez, analista de la escritura y también lo aseguró la fiscal Patricia Badilla en las conclusiones de este juicio.

“Las letras eran muy similares. Principalmente llama la atención la letra “O” que tiene particularidades muy significativas que coinciden como Ofelia pone su nombre”, explicó la fiscal el 23 de agosto anterior. Aunque a la exdefensora la condenaron a 9 años de cárcel y una de las pruebas para esta sentencia fue la característica de como escribe la "O", esta sentencia aún no está en firme.

Mientras que el caso de Rodolfo Villalobos es un proceso que también sigue abierto, se trata de una denuncia que interpuso él por unas firmas que asegura no son de su puño y letra. Esta denuncia es a raíz de una supuesta estafa en contra de el exjerarca de la Fedefútbol, Eduardo Li.

Todo con lupa

Rivera indicó que además de la escritura, investigan los números, las firmas, los símbolos, los cuales son comparadas con el documento en cuestión, como por ejemplo los cheques, los billetes, las tarjetas plásticas, las cédulas de identidad, etcétera.

Luego los investigadores sacan un perfil de la persona, cómo escribe, que usa en cada letra, entre otros elementos para compararlos con los falsos o verdaderos.

“La grafocospía es una ciencia que analiza como escribe una persona. Nuestra escritura esta compuesta por letras y estas a la vez tienen trazos y rasgos, estos son esenciales, si a una letra le eliminamos un trazo le quitaríamos su esencia, los rasgos son todos los adornos que le incorporamos a los trazos con el pasar del tiempo”, explicó el investigador.

Justamente estos rasgos son los que permiten diferenciar como escribe una persona de la otra.

Los investigadores de esta sección permiten descubrir delitos de falsedad ideológica (afirmar una mentira en un documento público), uso de documento falso, la estafa, delitos con notarios, defraudación fiscal, matrimonios inexistentes, peculado, simulación de delito, hurto, infracción a la ley de aduanas, suplantación de identidad, entre otros.
Los peritos de esta sección investigan cualquier documento desde un escrito, hasta billetes, cédulas, cheques, entre otros. Foto: Archivo GN
Los peritos de esta sección investigan cualquier documento desde un escrito, hasta billetes, cédulas, cheques, entre otros. Foto: Archivo GN