Por: Adrían Galeano Calvo.  Hace 6 días
Los magistrados amonestados son Jesús Ramírez, Carlos Chinchilla, Doris Arias y María Elena Gómez. Foto: Albert Marín
Los magistrados amonestados son Jesús Ramírez, Carlos Chinchilla, Doris Arias y María Elena Gómez. Foto: Albert Marín

Con una “gran decepción” recibió la Asociación Nacional de Investigadores en Criminalística (ANIC) la amonestación por escrito que les hizo la Corte Plena a cuatro magistrados de la Sala Tercera por haber desestimado una causa contra dos diputados por el sonado caso del cementazo.

El “castigo” fue dado a conocer la noche de este miércoles por los magistrados Carmenmaría Escoto (vicepresidenta de la Corte) y Román Solís (encargado de la investigación), quienes comunicaron la amonestación por falta grave ante la desestimación hecha sobre la causa en contra de los entonces diputados Victor Morales Zapata y Otto Guevara Guth por un supuesto tráfico de influencias a favor del empresario Juan Carlos Bolaños.

Escoto dijo que también se habló sobre la posibilidad de suspender a los cuatro magistrados involucrados; sin embargo, esto no se pudo llevar a cabo pues no llegaron a los 15 votos necesarios, esto debido a que 12 magistrados votaron por la suspensión, pero 10 prefirieron la amonestación por escrito. La Corte Plena la forman 22 magistrados.

Los magistrados amonestados por este caso son Carlos Chinchilla, actual presidente de la Corte Suprema de Justicia; Jesús Ramírez, Doris Arias Madrigal, María Elena Gómez Cortés y Celso Gamboa (ya destituido).

Pobre castigo

Para Álvaro Rodríguez, secretario general de ANIC, la amonestación se quedó corta. Cree que los magistrados casi que obviaron todas las pruebas que había para recetarles un buen castigo a los involucrados.

“Es una gran decepción, nosotros no teníamos números de lo que podía pasar ahí, pero el más humilde puede entender que hay una responsabilidad de ellos. Por el tipo de votación que se dio, en la cual pidieron la falta grave, nos da a entender que hay suficiente sustento para que fueran más diligentes con la sanción”, dijo Rodríguez.

Una de las cosas que más le llamó la atención a Rodríguez es que hace dos días la misma Corte sancionó a Berenice Smith, exfiscala subrogante, con dos meses sin goce de salario por este mismo caso. Esto, dijo Rodríguez, lleva a pensar que los magistrados hicieron esto para decir que fue Smith quien los indujo a cometer el error de desestimar la causa y reducir el grado de responsabilidad de los magistrados de la Sala Tercera.

“No podemos descartar que hubo un cálculo para salir bien parados. No pueden salirse por la tangente justificándose con doña Berenice, ellos tienen responsabilidad sobre un expediente enorme que dejaron de ver, que omitieron ver, por decirlo de una forma bonita. Espero que esto trascienda y les dé un poco de vergüenza a los que están ahí”, añadió Rodríguez.

El funcionario destacó que en el gremio judicial están muy dolidos con la “amonestación”, pues deseaban ver transparencia y equilibrio en este proceso, pero todo se redujo a minimizar la magnitud de un escándalo.

La ANIC indicó que, aunque en la Corte el asunto ya terminó, en el aspecto penal el caso por el delito de tráfico de influencias contra estos cuatro magistrados sigue bien encaminado.