Rocío Sandí.6 enero, 2019

La actuación del oficial de seguridad del BAC que se enfrentó a tres asaltantes el jueves en Coronado hace nacer la pregunta de si todos los vigilantes están preparados para atender una situación de emergencia como él lo hizo.

Mientras algunas empresas de seguridad capacitan bien a sus trabajadores otras no se preocupan por eso. Foto: Rafael Pacheco / Fines ilustrativos.
Mientras algunas empresas de seguridad capacitan bien a sus trabajadores otras no se preocupan por eso. Foto: Rafael Pacheco / Fines ilustrativos.

La manera en la que mantuvo la calma, defendió la vida de los clientes, la propia y los ¢30 millones que pretendían llevarse los delincuentes, así como la concentración que tuvo para dispararles a los sospechosos, hace que muchos guardas se autoevalúen y mediten sobre las capacitaciones que ellos reciben.

Un guarda que pidió ser identificado solo con el apellido Naranjo y quien tienen 12 años de laborar en seguridad, contó que el ver el video de la valiente acción del oficial del BAC lo impresionó.

“Para mí es espectacular ver cómo enfrentó la situación y defendió tanto a las víctimas como el bien, en este caso la plata. El control de la situación fue muy bueno, se nota que tiene una excelente preparación. A uno en muchas agencias de seguridad lo que le dicen es que en esos casos lo mejor es quedarse quedito y dejar que que se llevan la plata porque ese es un bien prescindible, en cambio la vida no”, aseguró.

“En mi caso no sé si podría actuar de la misma manera, él estuvo practicando en un polígono hace un mes, yo no voy a uno desde hace dos años. La empresa pasada para la que trabajé me llevaba de vez en cuando, pero en la que trabajo ahora nunca me han llevado”, dijo.

Naranjo trabaja cuidando un condominio en el que todos los días entra y sale mucha gente y sabe que está expuesto a que en cualquier momento se dé algo que nadie desea que ocurra.

Algunos vigilantes piensan que el guarda del BAC se expuso más de lo que debía. Foto: Rafael Pachecho / Fines ilustrativos.
Algunos vigilantes piensan que el guarda del BAC se expuso más de lo que debía. Foto: Rafael Pachecho / Fines ilustrativos.

“No le queda a uno más remedio que agarrarse de la experiencia que ha ido acumulando con los años y esperar reaccionar de la forma correcta si tuviera que enfrentar algo así.

“Durante estos días hemos estado comentando la situación de Coronado en los chats y algunos compañeros lo ven bien, mientras otro piensan que el guarda se expuso demasiado, no lo ven bien.

El vigilante dijo que en los últimos días hasta le entró el gusanito de buscar por sus propios medios una mejor capacitación en materia de seguridad pues sabe que esa podría ser la clave para salir bien librado de una emergencia en la que corra peligro la vida de él o de alguna otra persona.