Sucesos

Taxista asesinado a golpes estaba por acogerse a la pensión

El papá de 62 años salió con un servicio en el centro de Cartago y luego lo hallaron sin vida en los asientos traseros del vehículo con el que trabajaba

Roy Campos Valverde, de 62 años, fue hallado sin vida en los asientos traseros del taxi con el que trabajaba.

De acuerdo con los familiares, el taxista este año planeaba acogerse a la pensión; sin embargo, lamentablemente fue víctima de la delincuencia.

Lo último que se sabe es que él estaba en la parada de taxis ubicada al costado norte del Convento de los Capuchinos en el centro de Cartago, le pidieron un servicio y a las 2:40 a.m. de este domingo fue encontrado sin vida en Las Mesitas, en Santiago de Paraíso.

Rigoberto Segura, de la Cruz Roja de Cartago, dijo que la víctima tenía muchos golpes en la cara y cuando llegaron no tenía signos vitales.

A él lo encontraron debido a que los vecinos reportaron constantes ladridos de perros. Cuando la Fuerza Pública llegó, encontró el taxi en una calle solitaria.

El fallecido era conocido como “Colochos”, deja cinco hijos y era vecino de Llanos de Santa Lucía en Paraíso.

Las autoridades presumen que fue víctima de un asalto ya que sus pertenencias no estaban en el vehículo.

‘Colochos’ era alegre y tranquilo

Roy es recordado como una persona simpática y a quien le gustaba trabajar para darle lo mejor a su familia.

Geovanny Vílchez lo conoció 20 años, ya que fueron compañeros de trabajo y vivían en la misma comunidad.

“Trabajamos muchos años en Conair, él prácticamente desde que salió de ese trabajo se hizo taxista. Donde nos veíamos nos saludábamos, él era tranquilo, le gustaba ser charlatán porque hacía imitaciones.

“Esto nos ha impactado porque su forma de ser no era agresiva, sé que él no puso resistencia. Siempre fue muy trabajador y nos duele que lo atacaran así, siendo un adulto mayor, y solo para robarle una cochinada. Todos estamos conmovidos por la forma en que falleció porque la andaba pulseando, no hacía nada malo”, señaló Vílchez.

Una sobrina de Roy, quien prefirió reservarse su identidad por temor a represalias, dijo que su tío alquilaba el carro para trabajar y que justo este año iba a comenzar a disfrutar de la pensión.

“Trabajaba en el turno de la noche, empezaba a las cinco o seis de la tarde y salía entre dos o tres de la mañana, tenía sus clientes de confianza.

“En dos ocasiones también se había llevado unos sustos porque lo asaltaron, pero no lo agredieron, solo le quitaban las pertenencias. Ellos (los taxistas) corren mucho peligro, él amaba su trabajo, pero parece que este año ya se iba a retirar porque ya le había salido la pensión”, mencionó la familiar.

Agregó que era un papá y abuelo amoroso.

“Le gustaba jugar mucho con los chiquillos, a mí siempre me vacilaba, era una persona muy alegre.

“Nunca nos expresó que sintiera temor de que le fueran hacer daño porque él tenía la mentalidad de que todas las personas eran buenas como él y nadie le haría daño”, expresó la sobrina.

Concluyó pidiendo a las autoridades que se esfuercen por hallar a los responsables para que no haya más víctimas inocentes de la inseguridad.

“Esto está fatal, pedimos justicia y que esto no quede impune, estamos destrozados, no sé cómo expresarle lo que sentimos”, manifestó.

Este lunes será el funeral en Birrisito de Paraíso.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.