Adrían Galeano Calvo.18 noviembre, 2018
El accidente se dio porque el conductor irrespetó la señal de Alto. Foto Accidentes de Costa Rica.
El accidente se dio porque el conductor irrespetó la señal de Alto. Foto Accidentes de Costa Rica.

Dicen que para ser feliz en esta vida hay que saber perdonar y eso es lo que, precisamente, hizo la familia de doña Noemy Zamora Loaiciga con el conductor que casi la mata a ella en Tibás el pasado 5 de noviembre.

Pese a la imprudencia del chofer de apellidos Montoya Montes, la familia de la costurera no le guarda ningún rencor y más bien le mandan bendiciones. Él le echó el carro encima y luego se dio a la fuga.

El accidente ocurrió en La Florida de Tibás cuando Montoya iba huyendo de un tráfico, irrespetó una señal de alto y pegó la moto en la que viajaba la costurera de 60 años. Pocos minutos después el conductor de 27 años se levantó a otro motociclista.

“Nosotros no tenemos nada en contra de él y de igual manera a la lejanía y sin saber realmente quien es lo bendecimos, que Dios lo bendiga y que toque su corazón para que pueda cambiar porque somos seres humanos y tenemos ese chance de cambiar y ser mejores”, añadió.

John Alfaro, hijo de doña Noemy, contó que gracias a Dios su mamá ya está fuera de peligro y que regresó a su casa en Moravia, sin embargo, no ocultó que esta ha sido una semana muy ruda para ella.

“Estoy muy contento porque ella está estable, ya pudieron operarla por completo y está en recuperación entonces todo pinta a que va por buen camino y bendito Dios que ella ha sido fuerte y ha aguantado todo. Para ella ha sido terrible porque no puede lavarse los dientitos sola, no puede comer sola, no se puede levantar, es un calvario, está sufriendo mucho los dolores, pero ella es muy fuerte”, relató el hijo de doña Noemy.

Día terrible
El OIJ decomisó el carro que Montoya tenía en la cochera de su casa en Moravia. Fotos OIJ
El OIJ decomisó el carro que Montoya tenía en la cochera de su casa en Moravia. Fotos OIJ

Alfaro contó que el día del accidente fue uno de los peores de su vida, pues hubo un momento en el que llegó a pensar que su mamita había fallecido en el choque.

John dijo que él se dio cuenta del accidente casi de inmediato porque vive a los 300 metros del bombazo. Mencionó que una vecina que conoce a su mamá fue quien llegó a buscarlo para decirle lo que había ocurrido.

“Cuando la vi en el suelo fue muy impactante porque yo me imaginé lo peor y aparte de que mucha de la gente que estaba ahí me detuvo para que yo no llegara a verla, cuando pasó eso yo pensé que ella había fallecido, hasta nauseas me dieron, pero llegó una muchacha y me dijo que estuviera tranquilo que mi mamá estaba hablando, entonces ahí fue cuando me di cuenta que estaba consciente, pero muy golpeadita”, recordó.

Luego del accidente doña Noemy fue llevada al hospital Calderón Guardia. John dijo que su mamá estuvo varios días internada en el Hospital del Trauma y que le tuvieron que hacer seis operaciones por las fracturas que sufrió.

Video le apareció

El mismo día del accidente empezó a circular en redes sociales un video que captó el momento exacto en el que Montoya pegó la moto de la costurera, quien regresaba de hacer unos mandados.

Alfaro dijo que solo pudo ver el video una vez y que su mamá no quería saber nada de las imágenes, pero por pura coincidencia terminó viéndolas.

El conductor se encuentra libre, solo con algunas medidas cautelares. Fotos OIJ
El conductor se encuentra libre, solo con algunas medidas cautelares. Fotos OIJ

“Mi mamá prefirió no verlo porque ella estuvo hospitalizada y nos dijo que prefería no ver nada de eso, no quería recordar el momento y nos pidió que no habláramos de eso. Ella lo vio porque estaba viendo tele en el hospital y de repente apareció la grabación, pero ella por voluntad propia no ha querido verlo”.

Sospechoso libre

El lunes 12 de noviembre el OIJ pegó a Montoya en su casa en Moravia, sin embargo, un día después el Juzgado Penal del Segundo Circuito Judicial de Goicoechea dejó en libertad a Montoya solo con medidas cautelares, como firmar una vez a la semana en el juzgado, no molestar a las víctimas o testigos del caso y no salir del país.

Aunque la noticia causó mucha indignación, la familia de doña Noemy prefiere no perder la paz.

“En este país se sabe que los procedimientos son muy raros, nosotros nos dimos cuenta que lo liberaron, mi mamá no cuestiona nada, de hecho ella no tiene ningún rencor contra él ni nada, simple y sencillamente se aferra a Dios y a la justicia de Él y yo como hijo tampoco tengo nada en contra de él, lo que quiero es que mi mamá se recupere, ya lo que sea por ley eso lo verán las autoridades”, aseguró Alfaro.

Según trascendió el Ministerio Público presentó una apelación para que Montoya no continué con estas medidas cautelares y más bien sea enviado a prisión preventiva, para así garantizar que siga apegado al proceso penal.