Rocío Sandí.9 octubre

Un hombre de apellido Rodríguez pasará los próximos 36 años encerrado en una cárcel por haber violado cuatro veces a una sobrina nieta cuando ella era menor de edad.

La Fiscalía informó este miércoles que la condena fue dictada por el Tribunal Penal de Turrialba.

Además, el Ministerio Público detalló, por medio de un comunicado de prensa, que los ataques contra la víctima ocurrieron entre setiembre y diciembre del 2011.

La mamá de la víctima notó que algo estaba pasando e interrogó a la menor. Foto: Grupo Nación.
La mamá de la víctima notó que algo estaba pasando e interrogó a la menor. Foto: Grupo Nación.

Según quedó demostrado en el juicio, Rodríguez trabajaba en un comercio con un hermano de la víctima y le pedía que cuidara el negocio para ir a la casa de la menor a cometer los delitos.

Cuando el sujeto llegaba a la vivienda de la jovencita se aseguraban de que estuvieran solos y luego la violaba.

Llena de temor, la muchacha decidió callar lo que estaba pasando. Pero a inicios del 2012 la mamá de la menor notó un cambio en el comportamiento de su hija hacia Rodríguez y al preguntarle a qué se debía, ella le contó lo que el hombre le había hecho, por lo que el caso fue denunciado ante la Fiscalía.

El violador descontará prisión preventiva mientras la sentencia queda en firme, para evitar que se escape y evada la larga condena.

Las autoridades judiciales aconsejan a los padres de familia que conversen periódicamente con sus hijos para decirles que no deben permitir que nadie les toque las partes íntimas y mucho menos los obliguen a cometer actos sexuales, y que en caso de que pase algo así deben contarlo a alguien de confianza lo antes posible.