Rocío Sandí.5 junio

Un hombre de apellidos Bolaños Fernández, de 38 años, se aceró a unos policías que hacían un recorrido y les pidió que lo arrestaran, ya que, según él, estaba harto de andar deambulando por las calles.

El extraño hecho se dio este jueves 4 de junio en la noche, en La Capri de San Miguel de Desamparados.

Bolaños fue arrestado por oficiales de la delegación de San Miguel de Desamparados. Foto: MSP.
Bolaños fue arrestado por oficiales de la delegación de San Miguel de Desamparados. Foto: MSP.

Bolaños le dijo a los oficiales que él tenía cuentas pendientes con la justicia y que quería entregarse de una vez por todas por lo que ellos los oficiales revisaron los antecedentes.

Pese a que confirmaron que Bolaños tienen expediente judicial por varios hurtos y robos agravados desde el 2006, vieron que en la actualidad no tiene causas pendientes, por lo que le explicaron que no podían capturarlo ya que era ilegal.

El sujeto se molestó que se puso violento y empezó a golpear un carro que estaba parqueado a un lado de la calle.

Bolaños le quebró el parabrisas al vehículo y ahí se le cumplió el sueño, porque a los polis no les quedó de otra que detenerlo.

El dueño del carro, que estaba cerca, puso la denuncia ante la Fuerza Pública por lo que el sujeto pasó un rato en una celda de la delegación policial local y después fue llevado a la Fiscalía de Flagrancia.