Rocío Sandí.7 diciembre, 2019

Los familiares de Nathanael Alberto Gutiérrez López confirmaron el peor de sus temores al recibir la noticia de que el cuerpo de su ser querido apareció en un lote baldío en el centro de Guápiles.

Una mujer que pasaba por las cercanías de la sede de la Universidad Latina vio parte del cadáver, que estaba tapado con unas ramas y dio aviso a la Fuerza Pública. El hallazgo se dio este viernes a las 4 de la tarde.

Él joven de 23 años desapareció el miércoles pasado y desde entonces sus familiares lo andaban buscando por todo lado.

Una mujer que pasó por el lote baldío vio el cuerpo y dio aviso a la policía. Foto: Reiner Montero.
Una mujer que pasó por el lote baldío vio el cuerpo y dio aviso a la policía. Foto: Reiner Montero.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó que la mamá de Gutiérrez llegó el jueves a poner la denuncia de la desaparición, luego de que él no llegara a dormir la noche anterior.

Ella le contó a los agentes que la última vez que vio a su muchacho fue el miércoles cuando salió de la casa y le dijo que iría a ver al papá.

Según se supo, Nathanael sí llegó a su destino, estuvo ahí un rato y luego se devolvió para la casa en la que vivía con la mamá, pero nunca llegó.

Las autoridades dicen que el lugar en el que fue encontrado el cuerpo es usado por frecuencia por consumidores de droga. Los agentes judiciales notaron que Gutiérrez tenía golpes muy fuertes en la parte trasera de la cabeza así como un corte cerca de una oreja y otro en la mejilla izquierda.

Pese a que la investigación por el homicidio apenas está iniciando, los policías presumen que el veinteañero tuvo algún tipo de riña y murió debido a los golpes que recibió.

Las autoridades judiciales han estado entrevistando a los conocidos del muchacho para saber si él había recibido amenazas recientemente o si tenía problemas con alguien, con el fin de obtener pistas del homicida.