Adrían Galeano Calvo.Hace 5 días
Varias personas corrieron para ayudar al joven. Foto cortesía.
Varias personas corrieron para ayudar al joven. Foto cortesía.

La imprudencia de un chofer que quiso cruzar la línea férrea antes de que pasara el tren casi le cuesta la vida a Andrés Cerdas Barquero, pues cuando el carro avanzó atropelló al joven y lo pegó contra la parte trasera de un bus.

El universitario de 21 años quedó prensado de sus dos piernas entre el bumper y las latas de la tapa del carro.

El aparatoso accidente ocurrió a eso de las 7:30 a. m. de este viernes en el centro de Heredia, en la esquina suroeste de la estación del tren.

Cerdas, quien es vecino de Cartago, llegó a la provincia de las flores para ir a clases de Enseñanza de la Matemática en la Universidad Nacional (UNA).

De acuerdo con la versión que maneja la Policía de Tránsito, el accidente se dio cuando un conductor de apellido Carmona, de 65 años, aparentemente irrespetó una señal de Alto e intentó cruzar las vías antes de que el tren pasara.

En apariencia, el chofer no se dio cuenta de que Andrés iba cruzando la calle en ese momento, por lo que se lo llevó por delante y luego se clavó contra el bus, manejado por un hombre de Sandoval.

Tanto la trompa del carro como Andrés quedaron debajo del bus, por eso Sandoval movió rápidamente el chunchón para ver qué le había ocurrido al joven.

Gritos de desesperación
Cerdas sufrió varias lesiones en sus piernas al quedar prensado. Foto cortesía.
Cerdas sufrió varias lesiones en sus piernas al quedar prensado. Foto cortesía.

El estruendo causado por el choque y los gritos de desesperación del muchacho hicieron que decenas de personas que se dirigían hacia sus trabajos dejaran todo botado para ayudarlo.

Entre esas personas estaba don Jack Palacios, un taxista informal que, junto a varios compañeros, se acercaron a Andrés para tratar de calmarlo mientras llegaban los cuerpos de emergencia.

Lo que más asombró a Palacios fue que pese al fuerte golpe y a las heridas que sufrió el muchacho, en ningún momento perdió el conocimiento, sin embargo, si notó que estaba muy pálido y temblaba mucho, por lo que uno de sus colegas lo tomó de la mano para que no se sintiera solo.

“Él me dijo que lo que vivió fue algo terrible, aún no puedo creer que le haya pasado eso, son cosas que uno ve en las noticias, pero jamás piensa que le van a pasar a un familiar”, dijo Fanny Barquera, hermana del joven.
Ángeles lo ayudaron

En medio de todas las personas que estaban alrededor de Andrés aparecieron dos mujeres que se convirtieron en verdaderos ángeles para él, así lo contaron unos constructores que estaban trabajando en la estación del tren.

“Él (Cerdas) estaba despierto, pero eso fue también gracias a que habían unas muchachas que eran como doctoras o enfermeras que lo estuvieron ayudando en todo momento”, dijo uno de ellos.

Una de estas mujeres colocó una bolsa de plástico alrededor de la boca del joven para ayudarlo a controlar su respiración y así evitar que le diera un ataque de pánico o se desmayara.

Finalmente el joven fue liberado por un grupo de cruzrojistas y bomberos que lo llevaron de emergencia al hospital San Vicente de Paul en Heredia y horas más tarde fue trasladado al hospi de Cartago.

Dos mujeres ayudaron al muchacho mientras esperaban a los paramédicos. Foto cortesía.
Dos mujeres ayudaron al muchacho mientras esperaban a los paramédicos. Foto cortesía.

“Él (Andrés) nos decía que sentía un fuerte dolor de la cintura hacia abajo y preguntaba qué había pasado”, dijo Max Villalobos, bombero que atendió el accidente.

El chofer del carro que provocó el accidente también fue atendido por los paramédicos pues estaba muy asustado y además tenía la presión alta y, precisamente por eso no le hicieron la alcoholemia, aunque según los cruzrojistas, no olía a alcohol.

Susto terrible

Fanny Barquero, hermana de Andrés, dijo que el susto que se llevaron en su casa fue terrible pues se enteraron del accidente por medio del mensaje de una desconocida.

“Yo estaba en mi trabajo y me sonaba demasiado el celular, lo que me pareció extraño por eso contesté y era de la casa, me dijeron que aparentemente una señora que estaba en el lugar del accidente le pidió (a Andrés) el teléfono para contar lo que había sucedido”, mencionó Fanny.

La tarde de este viernes dijo que su hermano estaba en condición estable, pero los médicos le dijeron que debían operarlo debido a las lesiones que sufrió en sus piernas.

“Yo conversé con él y estaba muy afectado, de momento fue lo que me dijo porque lloraba bastante, pero no logré saber cómo sucedieron las cosas en la versión de él, solo por lo que he visto en videos que subieron a redes sociales”, añadió.

En medio de esta difícil situación, Barquero destacó el enorme corazón de las personas que se acercaron a su hermano para ayudarlo en ese momento, así como las muestras de apoyo que recibió de amigos y hasta desconocidos.

“Me siento muy agradecida con la intervención tanto de los paramédicos como de la misma gente que estaba alrededor de él, principalmente de esta señora, que lo ayudó con mucha gentileza y nos llamó, porque sino fuera por ella no nos habríamos dado cuenta tan rápido”, finalizó.