Rocío Sandí.19 julio

Alejandro Membreño Romero, uno de los tres hombres que murieron baleados en un bar de La Cruz de Guanacaste, será sepultado con sus tesoros más preciados, entre ellos un broche de Dragon Ball Z y la bandera de su amada Liga Deportiva Alajuelense.

Alejandro (con camiseta de la Liga) y Juan Pablo (de amarillo) eran buenos amigos. Foto: Cortesía de Keyla Membreño.
Alejandro (con camiseta de la Liga) y Juan Pablo (de amarillo) eran buenos amigos. Foto: Cortesía de Keyla Membreño.

Keyla Membreño, hermana del joven de 27 años, contó que este viernes fue a retirar el cuerpo de Alejandro a la morgue para llevarlo a su tierra natal, donde será sepultado este sábado.

Los otros dos hombres que murieron en la balacera fueron Juan Pablo Bustos Cortés, de 33 años y Erick Escobar García de 29 años. Todos estaban en la misma mesa.

Con las víctimas estaban dos hombres más, que cuando se dio el tiroteo se tiraron al piso y eso les salvó la vida. Uno era un hermano de Alejandro y el otro un conocido de ellos.

“Mi mamá está devastada por lo que pasó y mi hermano, el que estuvo en el bar, está muy afectado emocionalmente, él no ha querido hablar del tema y está aislado”, dijo Keyla.

Alejandro estaba en compañía de un hermano cuando fue atacado de en el bar. Foto: Cortesía de Keyla Membreño.
Alejandro estaba en compañía de un hermano cuando fue atacado de en el bar. Foto: Cortesía de Keyla Membreño.

“Decidimos que vamos a sepultar a Ale con su mudada preferida, un broche de Dragon Ball Z, un rosario, un vestido de la Virgen de Los Ángeles y con la bandera de la Liga, porque era el equipo que él amaba”, añadió la hermana.

Los allegados del muchacho, quien trabajaba como chapulinero y soñaba con ser policía, se despidieron de él en la vela que se llevó a cabo en su casa, en Santa Cecilia de La Cruz.

Luto en bar

Los dueños del bar – restaurante Chuli están muy dolidos por el terrible hecho que se dio en el local y pusieron un mensaje en su cuenta de Facebook en el que les desean fortaleza a las familias de las víctimas.

Una allegada al dueño del local, quien prefirió no decir el nombre, comentó que en ese lugar nunca se había dado un enfrentamiento de ese tipo.

“En algunas ocasiones las personas a las que se les pasan los tragos se han agarrado afuera del local, pero nunca ha pasado algo grave.

Los dueños del restaurante dicen que lamentan mucho lo que ocurrió. Foto: Cortesía de Keyla Membreño.
Los dueños del restaurante dicen que lamentan mucho lo que ocurrió. Foto: Cortesía de Keyla Membreño.

“Lo que sucedió el miércoles fue algo terrible que nos tiene sorprendidos y a la vez dolidos porque nosotros conocíamos a Alejandro y a Juan Pablo. Ellos venían frecuentemente a divertirse y nunca tuvieron ningún tipo de problema con nadie. El otro muchacho que murió no era muy conocido por aquí”, explicó.

Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), dijo el jueves en conferencia de prensa que aunque la investigación por el triple crimen apenas empieza los datos que han recogido parecen indicar que el ataque iba dirigido a Escobar.

Aunque aún no está determinado el móvil del crimen los investigadores presumen que se trató de un ajuste de cuentas.