Rocío Sandí.15 febrero

Marco Vinicio Cedeño Cedeño soñaba con llevar a su mamá a conocer Francia; sin embargo, la muerte lo sorprendió antes de cumplir su anhelo.

El joven de 29 años falleció debido a las lesiones que sufrió al perder el control del carro que manejaba y chocar contra un poste. El suceso se dio el sábado pasado a la 1:45 de la madrugada en San Antonio de Belén, Heredia, en la entrada de Pedregal.

Cada vez que podía Marco se escapaba para conocer un pedacito de Costa Rica. Foto: Cortesía de Karol Cedeño.
Cada vez que podía Marco se escapaba para conocer un pedacito de Costa Rica. Foto: Cortesía de Karol Cedeño.

Eida Cedeño, mamá de Marco, asegura que, en medio del dolor que siente por perder a su muchacho, el ver cuánto lo quería la gente le da fortaleza.

“El domingo cuando lo velamos llegaron muchísimas personas y todas me hablaron maravillas de mi hijo. Muchos me dijeron que veían a Marco Vinicio como el mejor amigo; saber que fue tan buen ser humano me llena de orgullo.

“Como hijo también era especial, se buscó dos trabajos para poder ayudarnos a mi esposo y a mí y siempre estuvo al pendiente de nuestras necesidades. Nosotros vivimos en la zona sur del país, cerca de San Vito y cada vez que teníamos una cita médica, por ejemplo, él pedía permiso en el trabajo para venir a llevarnos a San José y luego venirnos a dejar”, narró la mujer.

Cedeño tenía conocimientos en Informática, en el área de redes y trabajaba para la compañía Dell y para Súper Salón; a las dos empresas les daba soporte técnico.

“Le encantaba viajar, cada vez que podía se iba a conocer un pedacito de Costa Rica, también tuvo la oportunidad de salir del país, hasta me llevó a Inglaterra hace tres años, fue precioso viajar con él hasta allá.

“Hace poco me había dicho que iba a ahorrar para llevarme a Francia, aún no teníamos una fecha establecida, pero ya estaba en los planes de él”, recordó Eida con nostalgia.

Hace tres años Marco llevó a su mamá, Eida Cedeño, a conocer Inglaterra. Foto: Cortesía de Karol Cedeño.
Hace tres años Marco llevó a su mamá, Eida Cedeño, a conocer Inglaterra. Foto: Cortesía de Karol Cedeño.
Muchas metas

Marco Vinicio era muy inquieto, siempre estaba ocupado y se entregaba en cada cosa que hacía.

La mamá dijo que él amaba los carros y que soñaba con estudiar Ingeniería Mecánica, incluso ya estaba analizando planes universitarios para empezar la carrera.

Otra de sus pasiones era el ciclismo, siempre que podía salía con amigos a darse una vuelta para distraerse.

También era un gran patinador, tanto así que estuvo en la selección nacional de patinaje y viajó con el grupo a competencias en Guatemala y Panamá.

El gran carisma que tenía el informático lo convirtió en un joven popular entre sus grupos de amigos. El día que perdió la vida salió precisamente con unos compañeros de trabajo a darse una vuelta a un bar.

“Él tomaba poco, por eso siempre lo ponían de chofer designado. Del accidente en el que murió se sabe muy poco en realidad, los agentes del OIJ aún no ha dicho cómo fue que se dio, estamos esperando el informe.

“Aunque vivíamos largo todos los días hablábamos por mensajes y nos contábamos cómo iba nuestro día, él siempre estaba pendiente de mí”, Eida Cedeño, mamá de la víctima.
El joven de 29 años era informático y quería estudiar Ingeniería Mecánica. Foto: Cortesía de Karol Cedeño.
El joven de 29 años era informático y quería estudiar Ingeniería Mecánica. Foto: Cortesía de Karol Cedeño.

“Ese día una amiga de él me llamó a las tres de la mañana para decirme que mi hijo tuvo un accidente grave y que lo llevaron delicado al hospital San Vicente de Paúl, en Heredia".

Los médicos hicieron todo lo posible, pero lamentablemente el joven murió el sábado en la mañana. Los investigadores judiciales llegaron a levantar el cuerpo y lo llevaron a Medicatura Forense para hacerle la autopsia y así esclarecer la causa de muerte.

“En la vela un muchacho me contó que varias personas, entre ellas mi hijo, llegaron a un bar y que él le pidió a Marco que le fuera a acomodar el carro. Mi hijo salió y fue a darle la vuelta a la cuadra, pero en eso escucharon un golpe muy fuerte y al salir vieron que había chocado contra un poste”, recordó Eida Cedeño.

El dueño del vehículo en el que el joven se accidentó le pidió perdón a la mamá de la víctima por haberle dado su carro.

“Yo le dije al compañero de Marco que yo no lo veía como el culpable de la muerte de mi hijo, que estuviera tranquilo, nadie es responsable de lo que pasó”, expresó la dolida mamá.

Al hombre lo velaron el domingo en la noche en la funeraria Montesacro de Curridabat y su cuerpo lo sepultaron el lunes a la 1 de la tarde en el cementerio del cantón josefino.

Datos del Cosevi indican que los días en los que más mueren personas en accidentes de tránsito son los viernes, sábados y domingos. En el 2018 se perdieron 445 vidas por esta causa: 64 los viernes, 85 los sábados y 104 los domingos; en el 2019 fallecieron 440 personas, 55 perdieron la vida un viernes, 83 los sábados y 120 un domingo.
La mamá del muchacho asegura que su hijo siempre se esforzó por darle lo mejor a ella y a su esposo. Foto: Cortesía de Karol Cedeño.
La mamá del muchacho asegura que su hijo siempre se esforzó por darle lo mejor a ella y a su esposo. Foto: Cortesía de Karol Cedeño.