Adrían Galeano Calvo.13 septiembre
El conductor se bajó del carro y se puso a llorar por lo ocurrido. Foto cortesía.
El conductor se bajó del carro y se puso a llorar por lo ocurrido. Foto cortesía.

Uno de los tres colegiales atropellados este miércoles por un carro estaba de cumpleaños, por lo que él y sus dos amigos estaban afuera del colegio en espera de otros compañeros para ir a celebrar.

Lamentablemente en ese momento sucedió el accidente.

Así lo contó doña Marta Arrieta, quien dijo que por ese motivo su hija Raquel y los otros dos muchachos, entre estos el cumpleañero, estaban parados en la acera frente al Colegio Técnico Profesional de Mercedes Norte de Heredia.

“Ellos ya habían salido porque ese día hubo acto cívico y pocas lecciones. Lo que pasa es que ayer (miércoles) era el cumpleaños del compañerito que ahorita está en el hospital de Heredia, entonces ellos iban a ir a la casa de él a celebrar”, dijo la señora.

Mientras Raquel, de 14 años, y los dos muchachos esperaban a otro grupo de compañeros fue cuando el carro se subió a la acera y los embistió.

Salió volada

Doña Marta dijo que ella se dio cuenta del accidente porque la llamaron del colegio por lo que, sin pensarlo dos veces, salió soplada desde San Joaquín para ver qué le había sucedido a su hija.

“Yo calculo que llegué en menos de lo que llega el tren y después me pude ir en la ambulancia con ella”, añadió.

Doña Marta dijo que esta segura que su hija fue la que pegó en el parabrisas. Foto cortesía.
Doña Marta dijo que esta segura que su hija fue la que pegó en el parabrisas. Foto cortesía.

La señora dijo que pese a lo aparatoso del accidente su hija se encuentra bien y de hecho este jueves le iban a dar la salida del hospital México.

“Ella está estable, la van a llevar al Hospital del Trauma del INS, porque ya salió, como dicen de la parte roja, la atendieron muy bien. Ella tenia coágulos en la cabeza, los cuales de poco han sido como absorbidos gracias a Dios”, contó.

En cuanto a los dos compañeros de Raquel, la señora dijo que estaban fuera de riesgo, pero entendió que a uno de ellos le iban a tener que operar una pierna debido a una fractura.

Sin rencor

Dijo la señora que aunque el accidente pudo haberle costado la vida a su hija, no le guarda ningún rencor al conductor del carro.

“De él no hemos sabido nada, sí recuerdo que lloraba muchísimo y pedía perdón, dicen que cuando llegó el OIJ se descompuso y todo”, recordó.

Doña Marta contó que hay una versión que dice que el muchacho se quedó dormido mientras manejaba porque estaba trasnochado por estar acompañando a su esposa que, aparentemente, acaba de dar a luz.