Alejandra Portuguez Morales.Hace 5 días

Cuatro hermanos menores de edad y sus papás están agobiados e impotentes al enterarse que los jueces del Juzgado Penal de Desamparados dejaron libre al hombre investigado por abusar sexualmente de los niños.

El sospechoso es un sujeto de apellido Álvarez y de 63 años, quien es el abuelo de los pequeños que tienen entre 3 y 14 años.

La Fiscalía de Desamparados le abrió un expediente desde febrero anterior, cuando fue denunciado por los abusos, en ese momento solamente se le impusieron medidas cautelares como no acercarse a las víctimas ni atemorizarlas; sin embargo, no las respetó ya que buscó a las supuestas víctimas.

Entonces el Ministerio Público apeló y al sospechoso lo metieron a prisión preventiva, pero este martes, en la audiencia de prórroga de medidas cautelares, los familiares se llevaron la sorpresa de que los jueces le otorgaron el arresto domiciliario con monitoreo electrónico (tobillera). Además, le prohibieron ir a Desamparados y sus cercanías.

El caso contra el hombre de apellido Álvarez lo llevan los fiscales de Desamparados. Fotos de Diana Méndez
El caso contra el hombre de apellido Álvarez lo llevan los fiscales de Desamparados. Fotos de Diana Méndez

“La justificación del Juzgado Penal refiere a que el imputado sufre de una enfermedad en su piel, por lo que requiere de cuidados especiales”, señaló la oficina de prensa de la Fiscalía.

No obstante, la familia de los menores tiene temor de que el hombre vuelve a irrespetar las medidas y los comience a molestar o que le haga algún daño a los niños.

Por esa razón el Ministerio Público apeló y ahora se encuentra a la espera de que se realice la audiencia, pero aún no hay fecha.

La mamá de los niños afectados, que por razones de seguridad mantenemos el nombre en anonimato, aseguró que el acusado es su suegro y toda esta situación solo les ha traído dolor y desconfianza.

“Hace unos años creíamos ser una familia ejemplar, pasábamos reuniéndonos y en esas reuniones se dieron los abusos contra mis hijos”, aseguró la mamá de los menores.

La mujer afirmó que habría más víctimas de Álvarez, pero que cuando intentaron denunciar se las rechazaron por haber pasado más de 10 años.