Sucesos

Jugadora de Jicaral que sobrevivió a choque se enteró en el hospital que sus amigos habían muerto

Shenoa Bolívar está preocupada porque su amiga Fabiola Gutiérrez, capitana del equipo, aún está delicada debido al accidente

Choque deja dos fallecidos en Nandayure. Foto Guana Noticias.

En una camilla del hospital de Liberia fue donde Shenoa Bolívar, de 16 años, se enteró que habían muerto los dos amigos que viajaban con ella en un carro que se accidentó.

La joven es jugadora del equipo Jicaral Sercoba, de la segunda división del fútbol femenino.

Ella misma nos describe el momento: “Le pregunté a un enfermero qué había pasado con mis amigos y me dijo que si estaba segura de querer saberlo, le dije que sí y me respondió que ambos habían fallecido. Kevin era como un hermano para mí y José David era un amigo muy cercano”, dijo la muchacha.

Los muchachos se llamaban Kevin Contreras Ruiz, de 21 años, y José David Ugalde Briceño, de 24; este último era quien manejaba el carro en el que viajaban cuatro y que se salió de la carretera y chocó contra un árbol. Los dos perdieron la vida en el lugar.

Fabiola Gutiérrez, de 22 años y capitana de Jicaral Sercoba, también iba en el auto; ella sobrevivió al accidente y permanece inconsciente en el hospital de Liberia.

El choque ocurrió este domingo 15 de mayo minutos después de las 4 de la mañana en el cruce de Santa Rita, en Nandayure de Nicoya.

Salida de amigos

Shenoa contó que todo se inició como una salida de amigos que se extendió hasta la madrugada y cuando se dirigían hacia Nicoya tomaron la decisión de buscar un lugar para pasar a comer.

“Recuerdo yo me recosté a la ventana un momento y creo que me quedé dormida, al igual que Kevin y Fabiola. Al parecer, el muchacho que iba manejando también se quedó dormido.

“Cuando nos salimos de la carretera yo me desperté de un solo y lo primero que hice fue agarrarle la mano a Fabiola para intentar tenerla cerca, para no perderla (ambas iban en los asientos traseros)”, explica Shenoa.

Dos jóvenes perdieron la vida en accidente en Nandayure. Foto

Al parecer, Ugalde intentó frenar para meterse de nuevo a la carretera, pero perdió por completo el control del vehículo.

“El carro comenzó a dar vueltas y ahí fue cuando perdí la consciencia. Luego me desperté y vi el carro despedazado. Antes de que llegara alguien yo estuve como veinte minutos sola gritando y llamando al 911 y mi amigo, el que iba manejando estaba pitando, pero luego dejo de hacerlo; creí que se había desmayado, jamás pensé que era que había muerto”, recordó la joven futbolista.

Muy lastimada

Shenoa contó que ella sufrió varias heridas, principalmente en las piernas, y no podrá caminar durante un tiempo.

“Tuve una fractura en el tobillo izquierdo y en la pantorrilla izquierda, además una herida bastante abierta en la rodilla derecha, raspones, en la cara se me incrustó un pedazo de vidrio y tuve que sacármelo”, detalló.

Afortunadamente Shenoa ya se recupera en su casa porque le dieron la salida del hospital a las 10 de la mañana del domingo. Naturalmente se siente muy preocupada por su amiga Fabiola.

“Ayer (el domingo) tuvo una operación, gracias a Dios le salió muy bien, me dijeron que ya estaba mejor, aún no ha reaccionado, pero ya está un poco mejor”, añadió.


—  Si usted desea ayudar a Shenoa con una silla de ruedas u otro tipo de donación puede comunicarse con ella al teléfono 6282 -1865.

Adriana Vega, mamá de Shenoa, piensa que es un milagro que su hija sobreviviera.

Dos jóvenes perdieron la vida en accidente en Nandayure. Foto

“Yo llamaba a todos lados y nadie me decía nada, en el camino (al hospital) yo iba bajando todos los santos del cielo, hasta que llegamos sentí un pequeño alivio al verla con vida, pero me dolió mucho ver cómo estaba”, dice la señora.

La familia de Shenoa necesita una silla de ruedas para que ella pueda movilizarse mientras se recupera. Toda ayuda será bienvenida.

Esperan que despierte

Asdrúbal Gutiérrez, papá de Fabiola, dijo que toda su familia está muy preocupada por la situación de su hija, pero tienen la esperanza de que logrará superar esta situación tan difícil.

“Tenemos la fe en Dios de que ella va a salir adelante de esto, pero solo Dios sabe, porque el doctor nos dijo que puede pasar semanas así (inconsciente)”, añadió.

Gutiérrez contó que la noche del domingo hablaron con un médico que les explicó que Fabiola había sufrido una fractura cerca de la nuca e iban a ponerle un cuello ortopédico; además se le quebraron una clavícula y un fémur.


—  Para ayudar a Fabiola y a su familia puede contactar a su papá, Asdrúbal Gutiérrez, al teléfono 8644-5513.

“Mi otra hija y mi señora fueron hoy (lunes) a verla, me dijeron que sigue igual, solo que peinadita y bonita, con los ojitos cerrados porque sigue inconsciente”.

El papá de la futbolista dijo que pasan momentos económicos muy duros; viven en Iguanita de Mansión, en Nicoya, y deberán viajar todos los días hasta el hospital de Liberia para estar al lado de Fabiola.

“Como no tenemos carro tenemos que viajar en bus. Ahorita lo que más necesitamos es que nos ayuden con platita para seguir viajando hasta allá, el doctor nos dice que va a estar así por un tiempo”.

Adrián Galeano Calvo

Periodista

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.