Rocío Sandí.13 enero, 2020

El Ministerio de Justicia está poniendo manos a la obra para crear 2.214 espacios nuevos en las cárceles durante este 2020.

La medida fue dada a conocer este lunes cuando la ministra Marcia González Aguiluz anunció que durante el año pasado el hacinamiento en los centro penales pasó de 39,6% a 30,8%.

La ministra dijo que las obras que permitieron bajar el hacinamiento se dieron sobre todo a finales del 2019. Foto: Justicia.
La ministra dijo que las obras que permitieron bajar el hacinamiento se dieron sobre todo a finales del 2019. Foto: Justicia.

González dijo que la reducción se debió a la construcción de 2.051 espacios nuevos en los centros penitenciarios Jorge Arturo Montero, más conocido como La Reforma, localizado en San Rafael de Alajuela; el Vilma Curling Rivera, llamado popularmente el Buen Pastor, localizado en San Rafael Arriba de Desamparados, el Carlos Luis Fallas de Pococí, Marcus Garvey en Limón, el CAI Liberia, la UAI 20 de diciembre, en Puntarenas y el centro San Agustín, en Heredia.

La reducción se dio pese a que entre mayo del 2018 y diciembre del 2019 la población penitenciaria creció en casi dos mil personas, lo que representa un 13%. Actualmente, las cárceles del país albergan más de 16.000 personas.

“El hacinamiento atenta contra los procesos de reinserción de la población privada de libertad. Al llegar a esta cartera, desentrabamos proyectos que llevaban años sin ver la luz y emprendimos otros nuevos basados en modelos de eficiencia y mejora de procesos de atención”, aseguró González.

“La solución no solo está en construir más espacios que garanticen el respeto de los derechos humanos, lo cual nos enaltece como sociedad, sino en otorgarle a la población privada de libertad herramientas de educación, capacitación y empleo que garanticen su reinserción social. Así también mejorar la seguridad ciudadana”, agregó la ministra.

La idea es que cada recluso tenga su propia cama y un espacio para guardar sus cosas. Foto: Justicia.
La idea es que cada recluso tenga su propia cama y un espacio para guardar sus cosas. Foto: Justicia.

Para finales del presente año Justicia tiene previsto terminar la construcción de esos 2.214 nuevos espacios al quedar listo Terrazas, un centro penitenciario que albergará a 1.248 personas en la antigua Reforma, así como cuatro comunidades terapéuticas para la atención de privados de libertad en adicción a las drogas, mediante programas certificados por el IAFA, con las que esperan atacar el problemas de drogadicción que afecta a muchos reos y que, incluso, los hace reincidir cuando quedan en libertad.

Otro de los proyectos es la regionalización de la mujer privada de libertad, que consiste en crear espacios para mujeres en los centros penales de Pococí, Pérez Zeledón, Puntarenas, San Carlos, Liberia y Puntarenas, para que las mujeres de esos lugares, que cumplen una condena, puedan estar cerca de sus familias, ya que actualmente solo el Buen Pastor alberga población femenina, lo que implica que muchas reclusas pasen años sin ver a sus seres queridos.

Para llevar a cabo los proyectos el Ministerio está en busca de opciones de financiamiento, entre ellas analiza un préstamo por $80 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para construir una cárcel en San Ramón con capacidad para 1.100 reos, así como un nuevo centro de máxima seguridad.

Justicia también pretende utilizar ₡5.800 millones de superávit del Registro Nacional para la construcción de otros 1.500 espacios penitenciarios.

Las obras para construir más espacios continúan. Foto: Justicia.
Las obras para construir más espacios continúan. Foto: Justicia.