Sucesos

“La Macha”, secretaria del Conavi, habría sido una pieza clave en supuesta red de sobornos

Según el expediente, Monge mantenía una relación sentimental con dos dueños de constructoras al mismo tiempo

Marcela Monge Hernández, conocida como “la Macha” y secretaria del Departamento Financiero del Conavi, habría sido una pieza clave en la supuesta red de sobornos que eran entregados por empresas constructoras a funcionarios del MOPT y de Conavi a cambio de adjudicaciones de obras viales.

Así lo dice el expediente del caso Cochinilla, el cual señala que varios empresarios (hoy sospechosos) consideraban a Monge un elemento esencial y útil que “les ayudaba mucho desde adentro”.

Dos de esos empresarios habrían mantenido una relación sentimental con ella al mismo tiempo, detalla el documento.

Monge es una de las 30 personas detenidas el lunes 14 de junio durante un megaoperativo dirigido por la Fiscalía y el OIJ. Todos están ya en libertad con medidas cautelares. Los últimos en dejar las celdas fueron Mélida Solís, dueña de H Solís, y Carlos Cerdas, dueño de Meco.

Ellos quedaron libres este lunes.

A “la Macha” y a los demás funcionarios del Conavi les impusieron --durante 4 meses-- las medidas de suspensión del cargo, no acercarse al Conavi a una distancia menor de un kilómetro y no molestar a los testigos.

La Teja consultó a la Fiscalía si Monge fue suspendida con goce de salario y respondió que esa decisión la debía tomar el Conavi.

Disfrutaba beneficios

Monge era la secretaria de Carlos Solís, gerente de Adquisiciones y Finanzas del Conavi y uno de los sospechosos de haber recibido más dádivas de empresas como Meco, H. Solís y Constructora Herrera.

Pese a que su puesto no era tan importante en cuanto a jerarquía, habría disfrutado de supuestos sobornos gracias a la amistad que tenía con Solís y con Carmen Madrigal Rímola, gerente de Proveeduría del Conavi y ahora también investigada.

El expediente lo dice así: “(Monge) es necesaria debido a su posición para tener acceso a la información que tiene su jefe, a la vez confecciona notas u oficios que podrían direccionar ciertos procesos dentro de la entidad a favor de ‘x’ empresa, sin obviar el manejo que podría tener sobre Carlos Solís”.

Según los investigadores, Marcela Monge habría agilizado la tramitación de varias facturas a pagar para beneficiar a las empresas que más la consentían con “regalos” entre los cuales, detalla el expediente, había paseos con todo pagado, almuerzos y joyería.

El expediente señala, por ejemplo, que “la Macha” fue en febrero del 2020 con Carlos Solís y Carmen Madrigal a Limón por un tema laboral y aprovecharon para ir de compras a Guabito, Panamá. Al parecer, todo lo comprado lo transportaron de regreso a Costa Rica en carros de Meco.

Y a Monge también se le vincula con un paseo a San Carlos en abril del 2020 y al cual ella y Madrigal Rímola fueron invitadas por William Herrera Chacón, dueño de Constructora Herrera y quien habría pagado todos los gastos.

A estos se suma otro que Monge, Solís y Madrigal Rímola habrían hecho al hotel Best Western, en Jacó, en agosto del 2020. Según el expediente, el hospedaje fue pagado por el empresario Herrera y la Macha y Madrigal se registraron con nombres falsos.

Almuerzos informativos

El expediente judicial dice también que Monge no solo “trabajaba” de la mano con Solís y Madrigal Rímola, por su cuenta mantenía reuniones en secreto con Tobías Arce Alpízar, señalado como el supuesto intermediario entre las empresas constructoras y los funcionarios del Conavi.

Esas reuniones, en apariencia, se daban durante almuerzos que, según los investigadores, eran pagados por Meco.

“La función de Marcela Monge Hernández, secretaria de Carlos Solís (quien no falta a las actividades sociales pagadas por Meco y las empresas), es vital para la gestión irregular de Tobías, quien haciendo uso de la debilidad moral de la funcionaria (Monge), le extrae toda la información que requiere para que, a través de este, se genere la ventaja indebida, tal como quedó consignado en varias llamadas”.

Supuesto romance

Al parecer, gracias a sus funciones, Monge habría favorecido a varias constructoras, pero los investigadores destacaron que había favoritismo hacia Constructora Herrera.

“William Herrera Chacón (...) aparte de presionar para los pagos, parece tener una relación sentimental extramarital con la secretaria del gerente financiero de Conavi, la señora María Marcela Monge Hernández”, indica el expediente.

Esa supuesta relación es mencionada en una conversación telefónica que Madrigal Rímola tuvo con una hermana suya la tarde del 13 de abril del 2020, en la cual cuenta que la Macha andaba al mismo tiempo con Edwin Castro, dueño de la constructora Montedes.

Hermana de Carmen Madrigal: Pero usted me dijo que él estaba divorciado y que quería una relación seria con esta muchacha (Marcela) que le dice a usted mamá.

Carmen: Él (habla de William Herrera) no está divorciado, está separado todavía, pero él sí quiere mucho a Marce y todo, no sé en qué va a parar eso, pero él es conmigo una teja.

Hermana: Ella es muy bonita.

Carmen: Sí, ella es muy bonita, pero ella también tiene otro novio, que es el dueño de Montedes y está casa... esa cabrona, como el esposo la engañó, como a mí, dice “ahora me la van a pagar todos estos hijueputas” y le digo: “exacto, aprovéchese de todos”.

Hermana: ¿Ella tiene novio? ¡Qué bandida!

Carmen: Bueno, es como con los dos, así que anda. Diay yo le dije: “aprovéchese, usted no se engatuse con ninguno, sáquele jugo a los dos” y ella me hace caso todo lo que yo le diga.

Carmen: Yo creo que ella va a quedar con el otro, no con William, con el otro, porque ella quiere mucho a Edwin, pero no sé.

Adrián Galeano Calvo

Periodista