Rocío Sandí.27 febrero, 2020

Cuando hay un animal que sufre maltrato dentro de una casa, eso podría ser una señal de que en esa familia existen serios problemas de violencia.

La psicóloga María Ester Flores, experta en temas de familia, asegura que muchas veces las mascotas terminan por convertirse en el desahogo de personas que se quitan la cólera con ellos.

A los policías de San Carlos le toda hasta decomisar vacas y terneros que mantienen en malas condiciones. Foto: MSP.
A los policías de San Carlos le toda hasta decomisar vacas y terneros que mantienen en malas condiciones. Foto: MSP.

“Cuando en un hombre agrede a su esposa, por ejemplo, los hijos que presencian esa situación pueden emprenderla contra el perro o el gato que tienen como mascota, ya que son seres indefensos.

“La sensación normal de los humanos hacia los animales es de ternura y afecto, pero cuando en un hogar se vive un ciclo de violencia, se convive con la pobreza, el hacinamiento o situaciones de drogas, ellos se convierten en seres vulnerables a las agresiones”, explicó.

La rescatista independiente Daniria Quesada es fiel testigo de eso, ya que ella trabaja con animales en San Carlos desde hace 15 años, por lo que no le tiembla la voz al afirmar que siempre que se encuentra con un caso de maltrato animal es porque la situación va mucho más allá.

“A veces me reportan un perro desnutrido y cuando voy a investigar me doy cuenta de que en esa casa no solo el perro está desnutrido, sino que la pobreza en la que vive la gente hace que todos pasen hambre.

“También me ha pasado que he atendido casos de animales golpeados y cuando voy a rescatarlos noto que en ese hogar se vive violencia doméstica y que el perro es parte de ella”, recordó.

A Quesada también le ha tocado atender casos de animales que viven a cargo de dueño amorosos, pero con enfermedades que les impiden atender a los peluditos como se lo merecen.

Los oficiales están recibiendo capacitaciones sobre cómo manipular los animales que rescatan. Foto: MSP.
Los oficiales están recibiendo capacitaciones sobre cómo manipular los animales que rescatan. Foto: MSP.
Trabajo en equipo

A raíz de todas estas situaciones la Fuerza Pública está impulsando en la zona norte del país un proyecto para trabajar contra el maltrato animal y crear conciencia en la población sobre la importancia de cuidar adecuadamente las mascotas.

“Si voy a una casa a rescatar a un perro y me topo con una situación de violencia, es importante abordar ese tema también. Ahora con esta iniciativa eso es posible porque muchas instituciones están trabajando de la mano", dijo Quesada.

El equipo está integrado por policías, funcionarios del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), bomberos, trabajadores del Ministerio de Salud, agentes del OIJ, Fiscalía, la Municipalidad de San Carlos, fuerzas vivas de la comunidad, veterinarios privados y el Ministerio de Educación.

Ya se han hecho varias reuniones y ahorita los integrantes del proyecto reciben capacitación por parte de varios veterinarios para enseñarles a manipular los animales que rescatan, ya que la variedad es grande (gatos, perros, culebras, vacas, perezosos, entre otros).

Cindy Brenes, de Senasa, asegura que tiene mucha fe en el proyecto y espera que pueda replicarse en otras partes del país.

“Nos ha tocado atender casos de acumuladores en los que se le decomisan diez o veinte perros. Nosotros nos llevamos los animales, pero si la persona no recibe ayuda por parte de trabajo social o de psicología va a volver a lo mismo. Con esta iniciativa es distinto porque podemos coordinar directamente con la gente de Salud para abordar el tema de manera integral”, aseguró.

Un indigente que violó a Ala dos veces fue condenado a un año de cárcel. Foto: Cortesía de ABAA.
Un indigente que violó a Ala dos veces fue condenado a un año de cárcel. Foto: Cortesía de ABAA.
Niños son la clave

Luis Ortega, director regional de la Fuerza Pública de la zona Huetar Norte, dice que parte importante del programa es educar a los niños en temas de bienestar animal.

“Hace poco atendimos el caso de una cabra a la que amarraban en un puente y cuando los niños que iban a la escuela pasaban por ahí tenían que pegarse unos carrerones porque esta trataba de golpearlos. A la gente le da gracia el tema, pero en realidad ese animal era víctima de maltrato porque pasaba todo el día bajo el sol.

“Nosotros sabemos que los niños son los agentes de cambio, a los que tenemos que llegar. La idea es ir a las escuelas y llevar perros de instituciones del Estado para enseñarles a los chiquitos cómo se debe tratar una mascota para que ellos generen el cambio en sus hogares”, aseguró el oficial.

Ortega dice que el próximo 8 de marzo se hará una feria en el parque de La Fortuna de San Carlos, como parte del proyecto, con el fin de crear conciencia sobre la tenencia animal.

El pasado lunes 24 de febrero se dictó la primera condena por maltrato animal en la historia del país. Un indigente de apellido Rojas fue condenado a un año de cárcel por violar dos veces a una perra en Alajuelita. Las autoridades esperan que la sentencia sirva como ejemplo para la sociedad, ya que ahora quedó demostrado que quien maltrate a una mascota puede ir a prisión.