Sucesos

Mamá de Allison Bonilla conmovida por dramática canción contra la violencia (Video)

La artista nacional Fernanda Rodríguez le puso nombres a las cifras

“Cifras tienen nombres”, así se llama la canción de la artista costarricense Fernanda Rodríguez, cuya letra y video le sacaron las lágrimas a Yendry Vásquez, mamá de Allison Bonilla Vásquez.

La pieza resume el dolor que sufren las familias de mujeres víctimas de la violencia.

Allison fue una de ellas, ya que fue asesinada por su vecino de apellidos Sánchez Ureña, alias Sukia, condenado a 18 de cárcel por el cruel ataque contra la muchacha.

Yendry escuchó la canción por primera vez la mañana de este miércoles, horas antes del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora este jueves 25 de noviembre.

“La letra es superlinda, nunca la había escuchado, hasta las lágrimas me sacó, se la compartí al cuñado de Alli (hermano de quien fue el novio de la joven).

“Alli tuvo muchas personas que la quisieron sin conocerla, así como muchos sueños, quería ser enfermera y hasta soñaba con casarse. Siempre me mandaba vestidos de novia y yo solo le decía: ‘Mi amor, no pienses en eso, todavía estás muy joven’, pero como toda persona siempre tuvo ilusiones. Le encantaba ayudar a las personas, siempre la marcó esa personalidad”, dijo este madre, quien vio por última vez con vida a su hija el 4 de marzo del 2020.

Aseguró que la canción se la va a compartir a sus allegados y quisiera que sea parte de la manifestación para frenar las agresiones.

Yendry, junto con otras valientes madres y hermanas que han perdido mujeres en sus vidas, estarán en los Tribunales de Cartago este jueves, a las 10 a.m., alzando la voz por las que han callado para siempre.

“Esta vez fui yo, fue doña Rosmery (mamá de Karolayn Serrano Cordero), doña Patricia (mamá de Luany Salazar Zamora), Karol (hermana de Nathaly Madriz Chinchilla), pero mañana pueden ser ustedes, creo que tenemos que alzar la voz, luchar para que las leyes cambien para que esto no siga sucediendo, merecemos andar sin miedo, ser libres, pero parece que acá en Costa Rica ya no se puede.

“Mis sobrinas tienen 15 años y, desde que pasó lo de Alli, ellas no van ni a la pulpería solas, no las dejamos, estamos a la defensiva con ellas, ya no estamos tranquilas por saber que fue un vecino el que le hizo daño a mi hija”, expresó está mamá.

Papá e hija escribieron canción

El tema fue publicado en las redes sociales de la cantante Fernanda Rodríguez en octubre pasado; sin embargo, la cantante la escribió junto a su papá, Rubén Rodríguez, desde octubre del 2020.

“(El caso de Allison) A mí me dolió mucho porque ella (Yendry) es mamá, era su única hija y yo también tengo una niña, se llama Samantha, la tuve también muy joven y Dios quiera que esto nunca le pase a uno. No podría ponerme en los zapatos de ella, el dolor que puede sentir, le admiro la fuerza y la valentía para seguir adelante, porque esto es superduro”, manifestó Rodríguez.

Incluso, una prima de la artista se sintió identificada con la canción pues fue víctima de acoso laboral.

“Esta canción la hice con ayuda de mi papá, me ayudó bastante a procesar las ideas para darle un sentido y llevarla hacia una dirección. La parte musical sí fue aporte mío, lo que trato de hacer es un contraste, porque es una canción con un mensaje muy duro y real, pero si le ponía una melodía igual de triste, siento que le bajaba mucho y da un mensaje que tenemos que tener bien claro todos.

“Las mujeres no somos cifras. El tema de los femicidios ha tomado mayor conciencia en las personas y se habla con más libertad de lo que está sucediendo. Quisiera hacer conciencia en los más jóvenes para que vayan con el chip de no está bien este daño, somos mamás, hermanas, tías, somos personas que merecemos respeto”, expresó.

Esta ha sido una de las canciones que ha elaborado con mayor fluidez, en dos días la escribió y en 15 días la tenía estructurada.

Rodríguez se encargó de grabar el video en casa, editarlo y ponerle todo el amor para que el mensaje sea escuchado por muchos y haya un freno de la violencia.

Yendry, mamá de Allison, dijo que le gustaría escucharla en las emisoras.

El fotógrafo cartaginés, Rafael Pacheco Granados, ganó el premio de la comunicación en fotoperiodismo, Mario Roa, que entrega el Colegio de Periodistas de Costa Rica, con una foto publicada en La Teja
Alejandra Portuguez Morales

Alejandra Portuguez Morales

Bachillerato en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo en la UAM. Con experiencia en temas de sucesos y judiciales.