Silvia Coto.18 noviembre, 2018
Doña Marta y su esposo Hans extrañan todos los días a su hijo Hansen víctima de un accidente que provocó un borracho. Foto: Silvia Coto
Doña Marta y su esposo Hans extrañan todos los días a su hijo Hansen víctima de un accidente que provocó un borracho. Foto: Silvia Coto

Doña Marta López Jiménez perdió hace dos años a su hijo Hansen Gómez López de 22 años, víctima de un accidente de tránsito y aunque el tiempo ha pasado ella asegura que ese dolor la acompaña a ella y a su familia cada día de sus vidas.

Por eso, este domingo participaron en una conmemoración a víctimas de accidentes que a la vez sirvió de campaña de prevención para disminuir tantas muertes en carretera.

La actividad “Soy protector de mi vida” se realizó en el gimnasio Jesús “Tuto” Jiménez en la Villa Olímpica de Desamparados, en la actividad participaron personeros del Cosevi, el INS, funeraria La Piedad y Riteve.

López y su esposo Hans Gómez Gómez nos contaron que ellos viven con mucha tristeza por la muerte su segundo hijo a manos de un conductor borracho, para ellos lo más doloroso es la ausencia.

Hansen falleció hace dos años sus padres andan muchas fotos de él en sus celulares. Foto: Silvia Coto
Hansen falleció hace dos años sus padres andan muchas fotos de él en sus celulares. Foto: Silvia Coto

Hansen falleció el 1 de agosto del 2016, sus papás comentaron que ese día él les dijo que iba a celebrar un cumpleaños de un amigo.

“Se había puesto una camisa blanca, ese día también se había visto con la novia, que iba a imaginarse uno que él iba a salir y no regresaría, cuando venía por el parque de Guadalupe, porque él y un amigo iban a pasar a desayunar a la Muerta de Hambre (cadena de sodas conocidas así), eran como las 4 de la mañana, ellos iban en la moto, mi hijo se la había prestado al amigo para que la manejará, Hansen venía de acompañante, ellos iban bien pero un conductor borracho, los embistió por detrás y provocó que la moto volara y ellos cayeran en el carril del sentido contrario”, relató la mamá.

Hansen falleció y su amigo resultó herido.

“Ellos no habían tomado ni una gota de alcohol, un irresponsable que sí lo hizo fue quien nos dejó con este dolor, al no pensar que no debió subirse en su vehículo en ese estado, esa persona está en libertad y nosotros ya no tenemos a nuestro hijo”, dijo doña Marta.

Hans nos contó que Hansen era un hijo muy bueno con ellos, trabajaba en una fábrica de gelatinas, y siempre se preocupaba por ayudarles con los recibos de la casa y por ver que ellos estuvieran bien, además estaba sacando el bachillerato.

“Nadie más debería de vivir con este dolor que nos acompaña a nosotros, no poder ver, ni sentir a un hijo que amamos tanto, que nos lo arrebataron de la noche a la mañana, mi hijo era especial, siempre andaba muy guapo, muy elegante, no queremos que hayan más accidentes de tránsito, hay que luchar para que más familias no tengan que vivir con esto que es un sentimiento que nos acompañará por el resto de la vida”, dijo doña Marta.

Según el Cosevi, hasta este fin de semana 375 personas han muerto en carretera.

Francisco Durán, sobrevivió a un accidente, él asegura que urge que la gente empiece a hacer consciencia. Foto: Silvia Coto
Francisco Durán, sobrevivió a un accidente, él asegura que urge que la gente empiece a hacer consciencia. Foto: Silvia Coto
Dura prueba

Otro de los que participó para crear consciencia fue Francisco Durán, él viajaba con un compañero en una microbús por Pozos de Santa Ana cuando chocaron de frente con una vagoneta en el 2006, desde ese día su vida cambió.

“Yo iba de acompañante y sufrí fracturas en ambas piernas y un trauma cráneo cefálico, me llevaron muy grave al Hospital San Juan de Dios, me operaron 52 veces, pasé muchas veces tratando de recuperarme, pero al final en el 2015 me amputaron la pierna derecha.

“Estuve mucho tiempo en el hospital, incluso, lapsos de un año completo, y fueron terribles, yo sé lo que es pasar las noches llorando y desconsolado, o aislado por las infecciones, estuve navidades postrado en una cama, sin poder hacer nada y que te tengan que ayudar a defecar y orinar”, relató Durán.

Este valiente sigue luchando, ahora hace paraciclismo, y nos contó que todavía, aunque ha pasado tanto tiempo, le toca ir cada tres meses a controles.

En la actividad se conmemoró a las víctimas de accidentes. Foto: Silvia Coto
En la actividad se conmemoró a las víctimas de accidentes. Foto: Silvia Coto

"Todavía quedan las secuelas del miembro fantasma y tengo que tomar medicamentos para el dolor”, dijo Francisco.

En el caso de Durán, él asegura que el accidente ocurrió por imprudencia tanto de él, cómo de su compañero, pues estaban cansados, él se durmió y su compañero invadió el carril contrario.

“Si yo hubiera venido despierto habría sido distinto, tenemos que hacer más consciencia y darnos cuenta que se está dando una guerra en las carreteras, y entender que detrás de un volante te puedes matar o matar a alguien”, dijo.

La clave es prevenir

Por su parte, Luis Fernando Campos, subgerente del INS comentó que este año han optado por buscar campañas más preventivas que esperan permitan bajar las estadísticas.

“El Hospital del Trauma llegaría hasta el año 2020 a su capacidad máxima, pero desde el año pasado la superó, tenemos 220 camas y ocho quirófanos, no solo atendemos víctimas de accidentes de tránsito también laborales.

"Además hay que tomar en cuenta que hay mucho accidentado en las zonas regionales que no logran llegar a San José y esto tiene dos efectos, el primero que el limite de cobertura de la póliza se agote muy rápido y que la Caja además está colapsada en sus servicios con sus propios pacientes y tiene que atender con prioridad este tipo de situaciones, por lo que estamos planeando extender aún más nuestros servicios en zonas lejanas, pero la solución está en el cambio de todos, de prevenir”, dijo Campos.

La gente pudo usar este simulador. Foto: Silvia Coto
La gente pudo usar este simulador. Foto: Silvia Coto

En la actividad la gente pudo utilizar un simulador que permite ver cómo maneja una persona bajo los efectos del alcohol, este aparato, incluso, es llevado a escuelas para que los niños desde ahora se eduquen en el tema de seguridad vial y la necesidad de tomar decisiones acertadas.

“Yo vine a apoyar a una amiga que sufrió una amputación por un accidente, es increíble ver que hay tanta gente pasar por un proceso así, uno siempre sabe cómo va uno, pero no sabe en que condiciones viene otro, ojalá hubiera venido mucha más gente porque es necesario crear una cultura en las carreteras para que tantas personas dejen de sufrir”, dijo Roxana Monge, vecina de Gravilias de Desamparados.