Rocío Sandí.31 enero

Karla Salazar Araya y sus dos hijas pequeñas fueron sepultadas este viernes en horas de la mañana en un ataúd especial en el que colocaron los cuerpos de las tres.

La mujer, de 32 años, y las niñas (una de dos años y la otra tan solo 22 días de nacida) perdieron la vida este jueves en la mañana en un incendio que destruyó la casa en la que vivían en barrio San José de Alajuela.

30/01/2020 Mamá y dos bebés mueren en incendio en Alajuela. Foto: Francisco Barrantes..
30/01/2020 Mamá y dos bebés mueren en incendio en Alajuela. Foto: Francisco Barrantes..

Ana Mejías, prima de Karla, contó que en el cementerio soltaron 25 globos blancos para simbolizar la partida de las tres al cielo.

“Fue muy duro decirles adiós, aún nos duele muchísimo todo lo que pasó. Los tres chiquitos que sobrevivieron al incendio los va a cuidar de momento la hermana mayor de mi prima. Varias personas nos han dado ayuda, sobre todo ropa para los chiquitos y se los agradecemos mucho”, comentó la allegada.

Los cuerpos fueron entregados este jueves en la noche y los velaron en la casa de un familiar de las víctimas. El funeral se llevó a cabo este viernes a las 9 de la mañana en la iglesia del barrio San José, en Alajuela y luego los familiares y conocidos llevaron los restos al cementerio local.

El infierno en el que murieron las tres personas fue causado, supuestamente, por unos fósforos con los que jugaban los tres hijos mayores en la sala, por lo que uno alzó en llamas.

Karla se dio cuenta de la emergencia y pudo poner a salvo los chiquitos de diez, siete y seis años, pero cuando se devolvió al interior de la casa para sacar a las niñas quedó atrapada. Ella se refugió en el baño con la bebé y ahí perdió la vida.

En la propiedad afectada por el fuego vivían también los suegros de Karla, quienes ahora viven con el esposo de la mujer fallecida en una casa que les prestaron mientras lograr superar este difícil momento.