Sucesos

Mélida Solís y Carlos Cerdas estarán en un “hotel de 5 estrellas”

Un exprivado de libertad y un exoficial penitenciario nos contaron lo que encontrarán los empresarios en la cárcel

Los empresarios Carlos Cerdas, dueño de Meco, y Mélida Solís, propietaria de H.Solís, pasarán los próximos cuatro meses encarcelados, cumpliendo prisión preventiva como investigados por el caso Cochinilla.

Mélida llegó la tarde de este lunes 19 de julio a la cárcel Vilma Curling, conocida como el Buen Pastor, en San Rafael Arriba de Desamparados.

Mientras que Carlos seguía en celdas judiciales a la espera de que le asignen un campo en un centro penal, algo que puede demorar debido a la saturación carcelaria.

Ambos deberán estar en aislamiento, en módulos individuales durante 14 días, para prevenir casos de covid-19, luego los reubicarán en alguna celda.

Un exprivado de libertad, de apellido Quesada, le contó a La Teja que dentro de los centros penales existen “celdas de privilegio”, en las que, según él, meten a personas que no son consideradas peligrosas.

“Son personas que escogen, de fijo ella será una. En estas celdas hay, por ejemplo, agentes del OIJ detenidos, abogados, gente que se le considera tranquila. No los van a revolver con la chusma”, aseguró Quesada.

Agregó que tampoco dormirán en el suelo como les pasa a muchos, dice que mínimo van a tener una cama.

Mario Fonseca, un exoficial Penitenciario, coincidió con el exprivado de libertad al reconocer que hay “escogidos”; sin embargo, cree que vivirán muchos problemas porque los extorsionarán.

“Mélida Solís no ha sido acomodada en una área y ya tiene sus aliadas, que quizás ni las conoce, pero son mujeres que le dirán cuánto deberá soltar (económicamente) para que no le hagan daño ahí adentro”, aseguró Fonseca.

Horario y menú

El exprivado de libertad, además, detalló algunos horarios de la rutina carcelaria que deberán cumplir los empresarios. Por ejemplo, todos los días deben levantarse entre las 5 y 6 a.m., y son libres en decidir si se bañan.

“Todos los días a esa hora hacen un conteo de personas, solo los lunes lo hacen dos veces. Primero entre las cinco y seis de la mañana, luego a las nueve de la mañana, porque es el día que hacen cambio de turno los oficiales penitenciarios”, comentó.

El desayuno es de 7 a 7:30 a.m. A las personas diabéticas les dan una merienda a las 10 de la mañana y entre las 10:30 y 11 a.m. se reparte el almuerzo. A las 2 p.m. toca el café y a las 4 de la tarde la cena.

“Los menús varían, a veces hay arroz, frijoles y salchichón, o bien huevo duro, se hacen muchos picadillos y procuran dar ensaladas, pero en ocasiones no alcanza”, aseguró.

No obstante, ningún privado de libertad está obligado a comer lo que le ofrecen en los centros penales, ellos pueden recibir la comida que les lleven su familiares.

“Lo que la familia le lleva a uno se conoce como ‘Bomba’, pueden llevar la comida que quieran; sin embargo, por ejemplo, si es café instantáneo tiene que ser pasado por bolsas ziploc, para que se pueda ver qué es lo que llevan”, mencionó.

Anuló fianza

La decisión de que los dueños de Meco y H. Solís vayan a la cárcel la tomó el juez Hugo Porter, al acoger la solicitud de la Fiscalía, que decía que la fianza no era una medida idónea para mantener a los empresarios apegados al proceso de Cochinilla.

Esta medida fue informada este lunes 19 de julio por la oficina de prensa de la Corte.

El tiempo de prisión preventiva se les puede extender, hasta por dos años, si la fiscalía lo solicita y los jueces le dan la razón.

En primera instancia les habían impuesto una fianza como medida cautelar. Cerdas había tenido que dar $5 millones (más de ¢3,100 millones) y Mélida $3 millones (más de ¢1.800 millones y puso a responder unos lujosos apartamentos).

A ellos los detuvieron el lunes 14 de junio, junto con otras 28 personas, ya que son investigados por supuestos chanchullos millonarios con contratos públicos de obras viales.

Glen Calvo Céspedes, fiscal adjunto de la Fiscalía de Probidad, Transparencia y Anticorrupción (Fapta), confirmó que durante el próximo mes y medio se mantendrán las indagatorias a otras 35 personas involucradas en el sonado caso, esta cantidad se suma a los 30 investigados..

Estas indagatorias contra ellos comenzaron el pasado 8 de julio, ya nueve fueron interrogados y por semana irán sumando cuatro más, hasta completar los 35, supuestamente entre estos nuevos implicados no hay peligro de fuga.

Además, el Ministerio Público ordenó una investigación para determinar si existe responsabilidad penal para alguna persona por la filtración del expediente del caso Cochinilla, la orden la giró el fiscal subrogante Miguel Ramírez López, quien indicó que las labores estarán a cargo de la Fiscalía Adjunta de Fraude y Cibercrimen.

Alejandra Portuguez Morales

Bachillerato en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo en la UAM. Con experiencia en temas de sucesos y judiciales.