Rocío Sandí.29 mayo, 2019

Un juez le cambió las medidas cautelares a los papás sospechosos de matar a un angelito de tan solo 13 días de nacido, quienes ahora deberán cumplir tres meses de prisión preventiva.

La decisión la dio a conocer la Fiscalía este miércoles por medio de un comunicado. El cambio de medidas se dio en la audiencia de apelación realizada el martes en Hatillo.

La mamá del chiquito trabaja en un restaurante. Foto: Alonso Tenorio.
La mamá del chiquito trabaja en un restaurante. Foto: Alonso Tenorio.

El hombre de apellido Madrigal y la mujer apellidada Montero, enfrentan un proceso judicial debido que, en apariencia, agredieron al bebito hasta causarle la muerte.

El caso se dio a conocer el martes 7 de mayo, cuando el menor fue llevado a la clínica de Alajuelita, donde falleció.

El personal médico notó que el pequeño tenía signos de aparente violencia, como sangrado en la nariz y golpes en la espalda y las piernas, por lo que se dio aviso a la policía y al Organismo de Investigación Judicial (OIJ), debido a eso la pareja fue detenida.

En la audiencia de medidas cautelares se les había dejado libres con monitoreo electrónico (tobillera), pero el Ministerio Público apeló y consiguió que los encerraran, como había pedido desde un principio.

El bebé murió en la clínica de Alajuelita. Foto: Mayela López
El bebé murió en la clínica de Alajuelita. Foto: Mayela López

Luego de la muerte del niño, los agentes judiciales allanaron la casa de los sospechosos y entrevistaron a varios vecinos y allegados para conseguir más información sobre el caso.

El Patronato Nacional de la Infancia (PANI) también visitó la vivienda y se llevó a los dos hermanitos de la víctima, quienes tiene dos y cuatro años.

Las autoridades informaron que la mamá de los chiquitos trabaja en un restaurante, mientras que el papá es peón de construcción.

Ya ellos tenían una denuncia por negligencia, pues el menor de cuatro años fue visto en abril pasado deambulando por la comunidad donde ellos viven.

El OIJ informó que todavía no han remitido el informe de la autopsia del chiquito al Ministerio Público ya que faltan los resultados de unos exámenes de neuropatología.