Adrían Galeano Calvo.11 febrero
El agente dijo que la ayuda del misterioso hombre fue clave para dar con el acusado. Foto Foto Adrián Soto.
El agente dijo que la ayuda del misterioso hombre fue clave para dar con el acusado. Foto Foto Adrián Soto.

Un misterioso hombre que solo dijo llamarse “Javier” fue quien le reveló al OIJ donde podían encontrar el carro Mustang negro, modelo 2015, que atropelló y acabó con la vida de cuatro ciclistas la madrugada del 29 de enero de 2017.

Así lo contó un agente judicial, de apellido Cordero, la mañana de este lunes durante el juicio contra el acusado de apellidos Mora Monge. El debate se realiza solo por la muerte de Lucía Mata ya que las familias de los otros tres fallecidos llegaron a un acuerdo económico con el sospechoso.

“Este señor me dice, a eso de las nueve de la mañana, que él pasó con su vehículo por un residencial cerca de ahí y observó a un costado de una cacha de tenis un Mustang negro con el parabrisas reventado y un golpe en la parte frontal”, contó el investigador.

Cordero y uno de sus compañeros siguieron la dirección que les dio el misterio hombre, quien desapareció como si se hubiera tratado de un fantasma.

“Llegamos al lugar y no encontramos el carro, pero sí hallamos fragmentos de vidrios que en ese momento aparentaban ser de un vehículo. Al seguir buscando sobre el cordón del caño observé un bolso pequeño, que al abrirlo veo que tiene un repuesto para neumático de bicicleta”, detalló.

El investigador dijo que también recibieron la ayuda del guarda de ese residencial, un señor muy mayor que no quiso identificarse por temor, pero con su dedo índice les señaló la casa donde estaba escondido el chuzo.

“Llamamos como por media hora, pero nadie salió. Le dije a mi compañero que se agachara para subirme sobre sus hombros y ver por encima de la verja. Al hacerlo pude observar un Mustang de color negro, al cual se le notaba el parabrisas reventado y otros daños”, detalló.

Cordero dijo que en ese momento llegó un hermano del acusado, quien les dijo que iba a entrar a la casa para convencer a Mora de que se entregara. El hermano cumplió con su palabra.

Las autoridades judiciales tienen previsto que el juicio continúe durante toda esta semana pues todavía quedan varios testigos por declarar.