Sucesos

Muchachita fallecida en atropello soñaba con tener una casita para su bebé de dos años

Mónica Obando iba a cambiar un dinero cuando ocurrió el accidente.

escuchar audio Escuchar este artículo

Mónica Obando Morales, de 22 años, tenía la ilusión de tener una casita propia para ella, su papá y su bebé de dos añitos. Ella falleció la mañana del domingo cuando un carro la atropelló y se dio a la fuga.

Su compañero sentimental, Maynor Quirós Méndez, nos contó que está muy afectado por la situación que les tocó vivir.

“Fue algo muy inesperado y doloroso, ahorita estoy con la mente que no sé ni qué pensar”, dijo.

El accidente ocurrió en las cercanías de la iglesia de El Pilar, en Cajón, sobre la Interamericana Sur, ellos viven cerquita de donde ocurrió el accidente.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó que a la muchacha la encontraron tirada a un lado de la calle con lesiones compatibles con un atropello, sin embargo, el carro que provocó el accidente se dio a la fuga.

Don Maynor nos contó que él estaba en su casa con el bebé y que su esposa se fue para un supermercado chino, ya que se habían ganado un dinerito trabajando y necesitaban cambiar unas monedas.

“Ella tenía que pagar unas cosas y necesitaba cambiar, entonces se fue a hacer el mandado rápido”, dijo.

El compañero sentimental asegura que hasta donde le avisaron, al sospechoso de atropellar a su pareja lo detuvieron la tarde del domingo por Volcán de Buenos Aires en Pérez Zeledón, sin embargo, comentó no tener más detalles.

La Teja consultó al OIJ sobre la detención del hombre pero indicaron que están a la espera del informe de la delegación judicial en esa zona.

Mónica se dedicaba a cuidar a su hijo pero algunos días salía a coger café, de hecho el dinero que andaba cambiado era producto de la jornada de varios días.

El bebé y ella eran muy unidos.

Quirós aseguró que su pareja tenía la ilusión de que juntos pudieran luchar para comprar una casita que fuera el patrimonio de la familia.

“La habíamos estado pulseando para que nos dieran un bono cuando ella quedó embarazada, pero no se pudo, no hubo manera, yo tuve un accidente laboral en una mano. Estábamos esperando que la Corte nos dijera algo porque me tocó presentar una denuncia contra el Instituto Nacional de Seguros, y esperábamos la resolución para ver si con el dinero podíamos construir algo, pero ya ahora se me fue, ya no le voy a poder hacer realidad el sueño (llora)”, dijo.

Maynor ahora solo piensa en cómo va a criar a su hijo y darle mucho amor ante la ausencia de una buena madre.

“Mi hijo aún está pequeñito. Ayer cuando regresamos del accidente lo puse a ver tele, en la noche se quedó dormidito y hoy anda tranquilo, pero claro que la extraña, ella era su mamita, es un niño aún inocente. Es terrible esto que estamos viviendo, ahora lo que queda es lucharla, no se puede echar uno a morir. Hay que luchar por el bebé, hay que ver qué nos tiene preparado Dios para el futuro, y agarrar fuerzas de donde no las hay para seguir”, dijo.

La joven será sepultada en San Pedro de Pèrez Zeledón, pues Mónica era oriunda del cantón, una muchacha le ayudó a don Maynor para poder cubrir los gastos del funeral.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.