Alejandra Portuguez Morales.11 octubre

“Mami te regalo mis chiquitos con todo y papeles... Aunque no quieras, ellos se van a quedar contigo, porque eres en quien más confío”.

Esas palabras no salen de la mente de doña Rosario Flores, ya que su hija Keilin María Padilla Flores se las dijo, entre bromas, un día antes de morir.

La señora recuerda que le contestó que ya no estaba para seguir criando niños, pero ahora quisiera decirle que con todo su amor los educará, tal como lo hizo con ella y sus otros seis hijos.

“Ya ella no está, pero sus niños sí y en ellos veo el reflejo de mi hija. Es lo único que ella me dejó y yo me esforzaré para encaminar a sus hijos para que sean personas de bien”, expresó esta abuelita de 61 años.

Keilin murió este jueves a la la 1:29 de la tarde cuando al guarda del juzgado Contravencional de Upala, Alajuela, se le soltó un balazo accidental que le dio a la mujer al lado derecho del pecho.

Keilin María Padilla Flores, de 26 años, murió por un balazo accidental, ella dejó dos hijos. Foto: Cortesía de la familia para La Teja
Keilin María Padilla Flores, de 26 años, murió por un balazo accidental, ella dejó dos hijos. Foto: Cortesía de la familia para La Teja

Doña Rosario contó que sus familiares le dieron la triste noticia hasta horas después, pues temían que ella se pusiera muy mal.

“Ha sido difícil porque Keilin, además de ser mi hija menor, era mi mano derecha, siempre estuvo pendiente de las necesidades de nosotros sus papás y de sus niños.

“Ahora soy yo la que no le quiere decir a los chiquitos de ella, porque no los quiero ver sufrir, pero sé que debo tomar valor y decirles la razón del porqué la familia y los allegados están en nuestra casa. Creo que la chiquita de 5 años lo presiente, porque me preguntó que por qué estábamos poniendo un toldo afuera, luego la maestra de preparatoria la vino a ver y la niña le dijo que le dolía el corazón”, dijo la señora.

La abuelita mencionó que las ayudas del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) que recibía Keilin eran con las que cubrían las necesidades de la casa, ya que ella y su esposo ya son muy mayores y por eso les cuesta encontrar trabajo.

“Espero que ahora no nos nieguen la ayuda del Estado, sobre todo por mis nietos, quienes más la necesitan. Ella recibió el balazo cuando hacía las vueltas de la pensión por el hijo menor (de 3 años), pues el papá del chiquito nunca le ha colaborado”, señaló la mujer.

Esta familia es vecina de barrio La Victoria en San José de Upala y será en ese mismo lugar donde este sábado en la mañana sepulten a Keilin.

“Quiero enterrar a mi hija con un vestido largo y con mangas largas de color blanco, pero para esto nadie está preparado, entonces una de mis hijas que tenía que pasar por San José me dijo que trataría de traer la tela y luego ver si una vecina me lo puede coser”, manifestó.

“Perdí a mi hija, pero en mis nietos veo el reflejo de esa mujer luchadora y preocupada por su familia”, Rosario Flores, mamá de fallecida.
La dirección del balazo fue desde dentro del Juzgado de Upala hacia la calle. Foto: Edgar Chinchilla/Archivo.
La dirección del balazo fue desde dentro del Juzgado de Upala hacia la calle. Foto: Edgar Chinchilla/Archivo.
Investigación por homicidio culposo

En la oficina de prensa del OIJ dijeron que al guarda, de apellidos Sanarrusia Tijerino y de 29 años, le abrieron un expediente por homicidio culposo.

De acuerdo con la investigación, el oficial de seguridad estaba dentro del edificio y se preparaba para abrir las puertas cuando en apariencia se acomodó el arma y esta se disparó.

La dirección del balazo fue desde dentro del edificio hacia afuera, el tiro traspasó las puertas del juzgado e impactó a Keilin, quien estaba haciendo fila para entrar a la institución.

Agregaron que el arma que andaba el guarda está en regla y que él tenía los permisos para portarla, pues el Poder Judicial no contrata una empresa si no tiene todo al día. El caso será pasado al Ministerio Público.