Silvia Coto.8 febrero
El caso ocurrió en la agencia ubicada en el Paseo Metrópoli de Cartago. Foto: Jorge Arce
El caso ocurrió en la agencia ubicada en el Paseo Metrópoli de Cartago. Foto: Jorge Arce

El OIJ anda tras la pista de dos hombres sospechosos de robarse ¢40 millones de la sucursal del BAC del Paseo Metrópoli, en Cartago.

Los sujetos se hicieron pasar por custodios de un camión remesero y de esta manera se llevaron la plata.

La información trascendió hasta este viernes, pues el caso se mantenía en secreto, pero ocurrió entre las 3 y 4 de la tarde del sábado pasado.

Según la información que se ha revelado, dicha agencia bancaria está dentro del centro comercial, por lo que el camión remesero se debe quedar en el parqueo, entonces dos oficiales siempre son los que suben a recoger la plata, uno anda el arma y el otro se encarga del dinero.

El día del robo, los dos sospechosos llegaron al banco, pero solo uno de ellos entró, ambos iban uniformados y utilizaban las respectivas identificaciones que hacían pensar que pertenecían a la empresa contratada, cuyo nombre no trascendió.

El BAC confirmó que se les llevaron ¢40 millones. Foto: Keyna Calderón
El BAC confirmó que se les llevaron ¢40 millones. Foto: Keyna Calderón

El falso custodio llegó hasta donde la persona encargada de darle el dinero y al no levantar ninguna sospecha se lo dieron.

En el banco se dieron cuenta del robo hasta las 5 de la tarde, cuando llegaron los custodios de verdad y le indicaron al funcionario del banco que les entregará la plata, ante lo que el trabajador se quedó sorprendido y les indicó que ya habían pasado los compañeros recogiendo el dinero. En ese momento se dieron todas las alertas y avisaron al OIJ.

“La actuación nos sugiere que tenían conocimiento claro del proceso de retiro de dinero. Esto nos llevó a fortalecer la revisión, utilizando métodos de identificación digitales para evitar que este tipo de situaciones se presenten en un futuro”, explicó Alejandro Rubinstein, gerente de Canales de BAC Credomatic.

“Ante los hechos, se implementaron mecanismos digitales adicionales de control. De momento no se pueden dar detalles concretos de los hechos pues los mismos están en investigación”, añadió el banco en un comunicado de prensa.

Los investigadores decomisaron los videos del banco y del centro comercial, con el fin de tratar de identificarlos y capturarlos.

De momento se sospecha que hubo gato casero, pues los testigos indicaron que todo transcurrió con mucha normalidad.

Si usted tiene información que pueda ayudar al OIJ a resolver el caso puede llamar a la línea confidencial 800-8000-645 del OIJ.