Alejandra Portuguez Morales.10 enero

Una serie de mensajes y llamadas, así como las declaraciones de varias personas, cantaron a tres policías corruptos y un comerciante que se unieron para asaltar una gasolinera en Cañas, Guanacaste.

Los oficiales fueron identificados con los apellidos Herrera, de 33 años; López, de 30; Rosales de 30 y un comerciante de apellido Porras, alias “Polaco”, de 29 años. Herrera y Rosales fueron detenidos la mañana de este jueves gracias a dos allanamientos en la urbanización Tenorio, la cual se conoce como Las Cañas, mientras que López cayó a las 10 a.m. en la Palmira de Carrillo, Guanacaste.

Herrera era encargado de equipo y desde hace 12 años trabajaba en el Ministerio de Seguridad, Rosales era un oficial raso desde hace 6 años, mientras que de López no trascendió desde hace cuánto vestía el uniforme azul.

A los sospechosos se les investiga por robo agravado y tentativa de homicidio.

Los policías fueron identificados con los apellidos Herrera, de 33 años, López de 30 y Rosales de 30. Foto: OIJ
Los policías fueron identificados con los apellidos Herrera, de 33 años, López de 30 y Rosales de 30. Foto: OIJ
Polaco hizo los números

Los hechos por los cuales la Fiscalía investiga al grupo ocurrieron el lunes 12 de noviembre del año anterior, a las 8:30 a. m. Según las autoridades Porras era socio del dueño de la gasolinera en un negocio de venta de ropa de puerta en puerta, es decir, polaquear, por lo que frecuentemente llegaba a la bomba y veía cuando contaban la plata.

Los investigadores presumen que Polaco habría planeado el asalto y contactado, aparte de los policías, a tres delincuentes para que dieran el golpe. La labor de los oficiales era cubrirles las espaldas.

Al parecer, para el día del atraco, los uniformados giraron órdenes a sus compañeros para que ealizaran patrullajes en zonas alejadas a la gasolinera.

2 meses se llevó OIJ para resolver asalto

El día del asalto los tres hombres llegaron a la estación de gasolina vistiendo ropa oscura y con una pistola amenazaron a los empleados, los golpearon y les robaron ¢13 millones.

Sin embargo en su escape no contaron con que una patrulla de la Fuerza Pública andaba cerca y les dio seguimiento, por lo que dos delincuentes le dispararon e hicieron que se volcara.

Una patrulla que persiguió a los delincuentes se volcó cuando pretendía agarrarlos. Foto cortesía.
Una patrulla que persiguió a los delincuentes se volcó cuando pretendía agarrarlos. Foto cortesía.

En la huida los delincuentes agarraron hacia un cañal que está cerca del cruce de San Miguel, sin embargo, fueron detenidos e identificados con los apellidos Zúñiga Garcés, Vargas Miranda y Romero Rodríguez, quienes están en prisión preventiva desde hace dos meses.

Estos tres asaltantes son vecinos de Puntarenas, sin embargo, Vargas es tico con antecedentes por robo y portación de armas; Zúñiga es un colombiano con residencia y Romero es Hondureño.

El director de la policía, Daniel Calderón, agregó que sin embargo los policías que atendieron el caso detectaron irregularidades que vinculaban a sus compañeros en el asalto por lo que avisaron al OIJ.

“Desde el principio se puso en conocimiento a la autoridad judicial y esperamos que esto no empañe la labor de los demás funcionarios en todo el país, que hasta ahora ha sido una labor abnegada y con espíritu de servicio, estos casos también nos permiten ir mejorando la calidad del personal que tenemos”, dijo Calderón.

Roy Piña, Coordinador de Investigación del OIJ de Cañas, manifestó que a los tres asaltantes les decomisaron los celulares y al revisarlos encontraron la comunicación con los policías corruptos.

El OIJ allanó las casas de los policías en urbanización Tenorio en Cañas, Guanacaste. Foto: OIJ
El OIJ allanó las casas de los policías en urbanización Tenorio en Cañas, Guanacaste. Foto: OIJ
Roy Piña, OIJ Cañas: Las aperturas de los teléfonos que andaban los sospechosos, más la prueba telefónica y la mensajería permitió involucrar a los policías.
El lunes 12 de noviembre las autoridades les dieron cacería a los tres asaltantes. Foto cortesía.
El lunes 12 de noviembre las autoridades les dieron cacería a los tres asaltantes. Foto cortesía.