Alejandra Portuguez Morales.30 julio

Dinier Estrada Jiménez, más conocido como Ojos Bellos, oyó por medio de una videoconferencia desde La Reforma la sentencia contra él y su banda por el homicidio de seis personas en Limón.

Sus compinches, de apellidos Ventura Estrada y Estrada Rivera, permanecieron en una sala aparte dentro de los Tribunales de Limón porque están contagiados con covid-19.

Los acusados de apellidos Barrio Estrada y Ugalde Odio también se enteraron de la sentencia por medio de una videoconferencia enlazada con San José y en la sala de juicio solamente estaba el acusado de apellido Vallejo Hernández, un exoficial de la Fuerza Pública, junto a los abogados de los sospechosos.

Ojos Bellos y parte de su clan escucharon la sentencia por videoconferencia. Foto: Ministerio Público
Ojos Bellos y parte de su clan escucharon la sentencia por videoconferencia. Foto: Ministerio Público

Los jueces le impusieron a Ojos Bellos, a su primo de apellidos Ventura Estrada, a Ugalde Odio y a Estrada Rivera una sentencia de 104 años de cárcel a cada uno; sin embargo, solo estarán 50 años debido a que es la pena máxima en Costa Rica.

Además, a Barrio Estrada le dictaron 30 años de prisión por el crimen de Marconey Hernández Quirós.

El exoficial de la Fuerza Pública descontará cuatro años de arresto domiciliar con monitoreo electrónico por el delito de favorecimiento personal.

A él le reprocharon la forma en la que él se burló (por medio de mensajes de celular) de las personas fallecidas en playa Cieneguita. Les decía a los integrantes de la banda que los llevaría a un polígono para enseñarles a afinar su puntería ya que iban 4 a 0, refiriéndose a los cuatro inocentes que murieron en la playa.

Dinier Estrada Jiménez está preso en La Reforma. Foto: Rafael Pacheco
Dinier Estrada Jiménez está preso en La Reforma. Foto: Rafael Pacheco
Víctimas de la banda

A la banda de Ojos Bellos la responsabilizan de un ataque ocurrido el 12 de julio del 2016 a las 10:40 p.m. en Villa del Mar 1. Fingieron ser agentes del OIJ y entraron a la casa de Marconey Hernández Quirós, le robaron y lo mataron frente a su familia.

A la organización también la involucran con la muerte de cinco personas en playa Cieneguita, Limón, el 2 de octubre del 2016.

En esa masacre murieron un niño de 11 años; una adolescente de 15; también Eloísa Hoy Pinnock, de 33 años; Corina Mc Kenzie Pennicott, de 38, y Francisco Miralles Montoya, de 21.

Miralles era uno de los blancos del ataque, según dijo la Policía judicial durante la investigación.

El fiscal Manuel Jiménez explicó que Ojos Bellos les dijo a sus cómplices que les pagaría para que asesinaran a un hombre llamado Tony Alexander Peña Russell.