Alejandra Portuguez Morales.10 octubre

El humorista Carlos Ramos, “Porcionzón”, volvió a tener un accidente de tránsito.

“Soy como un imán para los carros”, dijo el comediante, pero aclaró que, dichosamente, esta vez solo se trató de daños materiales y nadie resultó herido.

El accidente ocurrió este viernes 9 de octubre, cerca de las 9 de la noche, en San Francisco de Dos Ríos. Se dio cuando él regresaba de la casa de la hermana.

Comentó que una señora lo chocó por detrás y que el vehículo que llevaba la mujer golpeó a otro automotor además del suyo.

Los daños en el vehículo de él fueron solo en el búmper.

El humorista Carlos Ramos, “El Porcionzón” asegura que se preocupó por la salud de la conductora. Foto: Cortesía para LT
El humorista Carlos Ramos, “El Porcionzón” asegura que se preocupó por la salud de la conductora. Foto: Cortesía para LT

“Cuando sentí el bombazo atrás, me dije ‘¿qué es esta carajada?’, no sé qué le habrá pasado a la señora, me preocupé de que ella no estuviese golpeada, porque las cosas materiales se recuperan, bueno ya tengo experiencia en eso”, dijo entre risas.

El 3 de mayo de este año al humorista le bajaron la placas en las cercanías del parque de La Paz por circular durante la restricción vehicular.

El 18 de mayo del 2020 fue parte de un choque grave a un costado de la Feria del Agricultor en Atenas en el que murió Diego Solorzano Espinoza, de 37 años. El Porcionzón sufrió fuertes golpes y le tuvieron que reconstruir un tobillo con pines.

El 18 de mayo del 2020 se vio involucrado en un choque en Atenas, en el que lamentablemente murió un hombre. Foto: Diario 5 Atenas
El 18 de mayo del 2020 se vio involucrado en un choque en Atenas, en el que lamentablemente murió un hombre. Foto: Diario 5 Atenas
Yo no olvido el año...

Carlos recordó que en estos dos accidentes de tránsito del año ha andado solo.

“Lo que me da miedo es andar con un familiar, si me pasa algo que sea solo a mí”, expresó.

Aseguró que el 2020 ha sido un año bastante movido, pero agradece a Dios el nunca soltarlo.

“Dios guarde alguien me cante ‘Yo no olvido el año viejo’ porque le pego un patadón”, dijo en medio de carcajadas.

Agregó que no ha dejado de pensar el por qué estas situaciones le han pasado tan a menudo.

“Cuando pasan muy seguidas, uno piensa ‘¿qué será?’, pero también reconozco que me han pasado cosas muy buenas, aunque parezca mentira, por ejemplo, empezar un proyecto nuevo en la radio. Estoy bien de salud, el carro lo recuperé, ahora lo vuelvo a arreglar y no hay problema, vuelve a quedar igual”.

”Lo importante es la salud y la libertad, son dos cosas que no tienen precio, mientras uno las tenga, está bien, estas son incidencias de la vida", concluyó.

Finalizó diciendo que aún no camina al 100% por los golpes del choque en Atenas, pero avanza muy bien y rápido. Cuando siente una molestia fuerte sí toma pastillas, aunque no le gustan por los efectos secundarios en el hígado.