Por: Alejandra Portuguez Morales, Edgar Chinchilla.   27 octubre

“Solo el de arriba (Dios) me está dando las fuerzas para afrontar el dolor de perder a dos personas especiales para mí en tan poco tiempo”.

Así se expresó doña Nereida Serrano luego de que un accidente de tránsito le quitara la vida a su compañero sentimental Jorge Luis Espinoza Cruz.

Nereida es la mamá de Ingrid Masiel Méndez, una de las universitarias asesinadas en la masacre de Liberia en enero del 2017.

Cuando Ingrid murió, su padrastro Jorge Luis fue uno de los que dio declaraciones de ella con cariño y había mencionado que su hijastra llamaba todas las noches a su mamá.

Don Jorge Luis perdió la vida este sábado a las 7:30 de la noche en Jicarito de Venado de San Carlos.

Él viajaba como acompañante en una motocicleta manejada por su hijo Manfred Espinoza Sequeira, de 35 años. La moto fue golpeada por detrás por un vehículo conducido por un hombre de apellido González.

El impacto fue tan violento que los cuerpos quedaron a diez metros de la moto.

Manfred fue llevado a la clínica de La Fortuna y luego al hospital San Carlos; don Jorge fue declarado sin vida en el lugar.

Ingrid Masiel Serrano fue una de las universitarias asesinadas en la masacre de Liberia, dos años después murió su padrastro Jorge Luis Espinoza. Foto: La Teja
Imprudencias en carretera

El tráfico Diego Chacón afirmó que al conductor del carro le hicieron la alcoholemia y esta dio positivo. El carro que el hombre andaba quedó destruido en la parte delantera.

Además Chacón indicó que la moto no estaba al día, no tenía Riteve ni marchamo.

Este accidente sucedió en una recta recientemente recarpeteada, pero aún sin demarcar.

El carro era manejado por un hombre de apellido González que golpeó por detrás una moto. Foto: Edgar Chinchilla
Fue a recoger al hijo

Doña Nereida afirmó que la moto le pertenece a Griselda, su hija mayor.

Dijo que estaban conscientes de que no se encontraba al día, pero que solo la usaban si se trataba de una emergencia.

“Lamentablemente el trabajo ha estado muy duro en la zona, sin embargo mi esposo estaba esperando una plata que le deben para poner al día la moto, ya él me había dicho que en diciembre todo lo poníamos en orden”, afirmó.

12 años tenían de vivir juntos doña Nereida y don Jorge Luis Espinoza.
Jorge Luis Espinoza y su hijo Manfred iban en esta motocicleta. Foto: Edgar Chinchilla

Agregó Nereida que ella y Jorge Luis habían planeado ir a un lugar llamado El Silencio para visitar a unos familiares, sin embargo Manfred lo llamó y le dijo que no tenía cómo regresar a la casa.

“Manfred había ido a dejar un carro y era tarde, yo le dije a Jorge Luis que estaba lloviendo mucho que no saliera así, además que teníamos planeado salir, pero él me dijo que le daba lástima dejar botado al hijo y mejor lo iba a traer. Mi esposo no usaba la moto a menos de que le urgiera, él se la llevó, pero al regreso la venía manejando Mafred, yo no quería que fuera”.

Don Jorge era vecino de la urbanización Betania de Guatuso, será sepultado en el cementerio de Guatuso, cerca de la fosa en la que descansa Ingrid.

La mujer concluyó diciendo que en los últimos 15 días su compañero sentimental estuvo muy cariñoso con ella, como si quizás presintiera que algo le iba a ocurrir.