Sucesos

Padres enfrentan juicio acusados de matar a golpes a su bebé recién nacido

Según la acusación del Ministerio Público, el bebé de trece días de nacido presentaba señales del síndrome del niño agredido

escuchar audio Escuchar este artículo

Este jueves inició el juicio contra una cocinera de apellidos Montero Rojas y un peón de construcción de apellidos Madrigal Pérez acusados de matar a golpes a su propio bebé, el cual apenas tenía 13 días de haber nacido.

El debate inició a eso de las 11:30 a.m. en la sala de juicio número 3 de los Tribunales de Pavas, donde el fiscal Mario Andrés Castro leyó la acusación contra los padres del menor, a quienes se les atribuye el delito de homicidio calificado por el hecho en mayo del 2019, en Alajuelita.

“El menor recibió agresiones físicas por parte de los imputados, quienes con manifiesta intención homicida y con la finalidad de darle muerte, lo tomaron de la cadera para golpearlo fuertemente contra un objeto plano y contundente, y ninguno de ellos evitó que el otro le propinara esas agresiones”, señaló el fiscal en su acusación.

El fiscal también mencionó que según pericias realizadas al cuerpo del menor, se determinó que este presentaba el síndrome del niño agredido, pues encontraron moretones y otras heridas en su cuerpo.

Por su parte, la defensa de la pareja alegó que las lesiones encontradas en el cuerpo del bebé más bien habrían sido producto de una mala atención dada en la clínica de Alajuelita durante las maniobras de resucitación que le dieron.

Este caso salió a la luz el 7 de mayo del 2019, cuando el bebé fue llevado a la clínica de Alajuelita por su madre. Cuando el menor llegó a esa clínica no podía respirar y le sangraba la nariz, los médicos hicieron todo lo posible por salvarle la vida, pero a las 9:50 de la mañana falleció.

Debido a varias sospechas de que el niño habría sido agredido fue que desde el mismo centro médico denunciaron el caso ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Los padres del bebé ya eran conocidos por el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) pues un mes antes de la muerte del menor otro de sus hijos, de 4 años, fue visto deambulando por las calles de Alajuelita por lo que fueron denunciados.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.