Keyna Calderón, Rocío Sandí.29 junio, 2018
Luis Acuña y Ana Fonseca, papás de Stefanny, no pudieron sostener las lágrimas de ver que se hizo justicia por la muerte de la joven. Foto: Keyna Calderón.
Luis Acuña y Ana Fonseca, papás de Stefanny, no pudieron sostener las lágrimas de ver que se hizo justicia por la muerte de la joven. Foto: Keyna Calderón.

Don Luis Acuña dice que a partir de este viernes podrá descansar tranquilo, sabiendo que el hombre que mató a su hija Stefanny Acuña Fonseca, pagará por lo que hizo.

El sujeto, de apellido Brenes y de 29 años, fue condenado a 40 años de cárcel por atropellar y causarle la muerte a Stefanny y golpear con el carro a otras siete personas.

La tragedia ocurrió el 8 de diciembre de 2012, en el residencial Cartago.

“Yo lo perdono, lo perdono de corazón y le digo a la familia de él que me duele lo que están pasando, pero él tiene que ir a pagar a la cárcel lo que hizo mal”, dijo entre lágrimas el papá de Stefanny.

Luego de escuchar la sentencia los familiares de las víctimas se abrazaron celebrando el fallo. Foto: Keyna Calderón.
Luego de escuchar la sentencia los familiares de las víctimas se abrazaron celebrando el fallo. Foto: Keyna Calderón.

“Yo espero que con este fallo mi señora logre conseguir la paz que tanto necesita porque en estos seis años ni ella ha sido feliz, ni nosotros tampoco”, agregó el dolido.

Ana Fonseca, mamá de la quinceañera que murió el día del suceso, dice que se siente satisfecha con la decisión de los jueces.

“Estoy muy conforme, yo sé que esta condena no me va a devolver a mi hija, pero se hizo justicia. Esto calma un poco la ansiedad que sentíamos.

“Me duele al papá y a la mamá de ese hombre que sentenciaron, yo me pongo en el lugar de ellos porque tal vez no tienen la culpa de lo que hizo ese hijo”, agregó la dolida mamá.

Según explicó el juez Edwin Reyes, Brenes fue encontrado responsables de siete delitos de homicidio simple en grado de tentativa y un homicidio simple consumado.

El sentenciado quedó preso de una vez. Foto: Keyna Calderón.
El sentenciado quedó preso de una vez. Foto: Keyna Calderón.
No fue accidental

Según quedó demostrado en el juicio, el día de los hechos Brenes había tenido una discusión con la novia, incluso, según los testigos, la estaba ofendiendo y tratando muy feo, por lo que dos jóvenes defendieron a la mujer.

La muchacha en ese momento salió corriendo hacía el sur y los muchachos que llegaron para ayudarla hacia el norte, por lo que Brenes aparentemente se subió en su carro y aceleró para perseguir a los muchachos.

160 años de cárcel había pedido la Fiscalía

El sospechoso se subió a la acera y atropelló a los muchachos que defendieron a la novia, también a una pareja, a Stefanny le pasó por encima dos veces, pues ella trató de correr para meterse a un play, pero no lo logró. A la mejor amiga de Stefanny, Daniela Álvarez, le majó los pies y después atropelló a una pareja de novios.

Brenes estaba en libertad debido a que la familia pagó una fianza, pero este viernes quedó preso en prisión preventiva, mientras la sentencia queda en firme.

Stefanny Acuña Fonseca tenía 15 años, vivía en Cartago y soñaba con convertirse en doctora. Foto: Cortesía para La Teja.
Stefanny Acuña Fonseca tenía 15 años, vivía en Cartago y soñaba con convertirse en doctora. Foto: Cortesía para La Teja.