Alejandra Portuguez Morales.16 diciembre, 2019

Un papá escribió en sus redes sociales el agradecimiento que le tiene a Dios por haber protegido a su hijito de 11 años, quien estuvo en medio de una balacera en la que mataron a dos hombres.

“Hoy vi la mano de Dios en mi hijo, gracias a Dios lo tengo aquí conmigo. Grande es Dios y maravilloso”, publicó en su perfil de Facebook este lunes en la madrugada, mientras indicada que estaba con el pequeño en el Hospital Nacional de Niños (HNN) en San José.

De acuerdo con David Corrales, jefe de Homicidios del OIJ, la agresión ocurrió en Villa Esperanza de Pavas, este domingo antitos de las 5 de la tarde. El pequeño iba caminando con su mamá de 27 años cuando ocurrió el tiroteo.

Corrales indicó que el niño resultó con quemaduras en el abdomen por una de las balas, pero no especificó si fue que lo rozó alguna o si algún fragmento lo impactó. La mamá del menor de edad también resultó herida en la mano izquierda.

En la oficina de prensa del HNN indicaron que el menor estaba fuera de peligro y le dieron la salida.

El papá indicó estar muy agradecido por la vida de su hijo mayor. Foto: Tomado de facebook
El papá indicó estar muy agradecido por la vida de su hijo mayor. Foto: Tomado de facebook
Ataque de moto a moto

Consecuencia de los balazos murieron dos hombres identificados como Daniel Alberto González Molina, de 26 años y Max Enrique Murillo Calderón, de 30.

Ellos viajaban en una motocicleta cuando fueron alcanzados por otros dos tipos que también iban en moto y les comenzaron a disparar.

Ambos recibieron múltiples heridas de bala. González recibió los impactos en el pecho, estómago y en las piernas. Él murió en el lugar.

Mientras que Murillo sufrió varios tiros en el cuello, en el brazo derecho, en el tórax y en las piernas. A él lo subieron en un carro particular y lo llevaron hasta la estación de Bomberos de Pavas, pero cuando iban llegando falleció.

Al menor y a la mamá los llevaron en otro carro particular hasta el hospital San Juan de Dios.

Los pistoleros se dieron a la fuga y de momento, no se tiene rastro de ellos.

El tiroteo ocurrió en Villa Esperanza de Pavas, cuando los ocupantes de una moto les dispararon a otros dos en moto sin piedad alguna. Foto: Cortesía para LT
El tiroteo ocurrió en Villa Esperanza de Pavas, cuando los ocupantes de una moto les dispararon a otros dos en moto sin piedad alguna. Foto: Cortesía para LT
Ajuste por drogas

El jefe de Homicidios indicó que el ataque iba dirigido contra Murillo.

“En apariencia el atentado iba en contra de Murillo Calderón de quien tenemos información que formaba parte de un grupo criminal de Pavas”, afirmó.

Agregó que se trataría de un ajuste de cuentas por drogas por un pleito entre un par de bandas de la zona.

San José es la provincia más violenta del país, en este año registra 178 homicidios de 549 en general que han ocurrido.