Rocío Sandí.10 septiembre

Una pareja fue detenida el lunes en la noche cuando trató de recuperar a la fuerza a los dos hijos (de dos y tres años) que el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) tiene bajo custodia.

Los papás llegaron a un albergue de la institución localizado en Eslabón de Turrialba y, cuchillo en mano, amenazaron a una funcionaria, le robaron el celular y sacaron a los chiquitos.

El Ministerio Público informó que un hermano del papá de los menores también participó en el violento hecho.

Los menores continúan bajo el cuidado del PANI. Foto: Archivo.
Los menores continúan bajo el cuidado del PANI. Foto: Archivo.

La Fiscalía detalló que luego de sacar a los pequeños del lugar la pareja huyó, pero el trabajador de una gasolinera cercana vio todo y dio a aviso a la Policía.

Daniel Calderón, director de la Fuerza Pública, detalló que cuando los oficiales llegaron a atender el hecho ya algunos vecinos habían detenidos a los sospechosos.

Los uniformados esposaron a las tres personas y se los llevaron a las celdas de la delegación policial.

El PANI informó, por medio de un comunicado de prensa, que en el hecho resultaron heridas dos de las cuidadoras de los niños, a quienes les llaman tías, ya que los sospechosos las habrían golpeado. Las “tías” fueron llevadas al hospital de Turrialba, donde a una le dieron diez puntadas por una herida en un dedo.

Algunos testigos contaron que el hecho causó gran temor en los otros menores de edad que estaban en el albergue.

Personal del PANI viajó al centro para estudiar la situación y tomar medidas para evitar que se vuelva a presentar un hecho así. La institución informó que los hijos de la pareja están ilesos y continúan bajo el cuido de los funcionarios.

Mal cuidados

Los dos angelitos habían sido separados de los papás en junio pasado ya que, luego de un estudio, se determinó que estaban en “riesgo ante el consumo de drogas y negligencia por parte de su madre y su padre; además de intento de autoeliminación con uno de sus hijos”, se explicó en el comunicado del Patronato.

Este martes en la mañana las autoridades judiciales informaron que los detenidos deberán enfrentar cargos por los delitos de sustracción de persona menor de edad y hurto agravado.

La Fiscalía no reveló las identidades de los sospechosos.