Keyna Calderón, Alfonso Quesada.2 marzo, 2018
Los especialistas esperan que la perrita pueda usar una especie de silla de ruedas más adelante. Foto: Keyna Calderón.
Los especialistas esperan que la perrita pueda usar una especie de silla de ruedas más adelante. Foto: Keyna Calderón.

Una perrita, a la que bautizaron como Pacayitas, perdió las dos patas delanteras debido a un atropello.

El accidente ocurrió este martes a las 6 de la tarde, en Pacayas de Alvarado. Un buen samaritano que vio a la perrita tirada en la calle donde la dejó el ingrato chofer que la golpeó, decidió rescatarla y se puso en contacto con la Asociación Auxilio Animal Cartago.

Gladys Catalán, presidenta de la agrupación, dijo que por más que trataron de salvarle las patas no hubo manera.

“La vieron tres veterinarios y los tres dijeron que, lamentablemente había que amputar; la operación se la hicieron este miércoles. Ella tenía tejidos muertos en las patas afectadas y los huesos en pedacitos, por lo que no había como reconstruir ni poner pines”, relató la rescatista.

A la peludita le están poniendo medicamentos para que no tenga dolor. Foto: Keyna Calderón.
A la peludita le están poniendo medicamentos para que no tenga dolor. Foto: Keyna Calderón.

Catalán dijo que aunque muchas personas piensan que en estos casos lo mejor es ‘dormir’ a los animalitos, ella no comparte esa posición.

“No podemos dormir a una criatura que todavía tiene oportunidad de vivir, ningún otro miembro ni órgano, aparte de las patas delanteras, están afectados, por eso aplicamos la frase ‘mientras haya vida hay esperanza’.

“Conocemos casos así en los que los animalitos han salido adelante y están viviendo muy bien. Queremos darle lo mejor que podamos a esta perrita”, argumentó la mujer.

Pacayitas tiene muchas ganas de vivir

Pese a la delicada operación que le hicieron, Pacayitas tiene unas increíbles ganas de vivir.

A la perrita la han sacado a asolear y aunque se nota un poco achicopalada ya ha estado comiendo bastante y eso es una gran señal de recuperación.

Pacayitas ya está comiendo y eso significa que está recuperándose muy rápido. Foto: Keyna Calderón.
Pacayitas ya está comiendo y eso significa que está recuperándose muy rápido. Foto: Keyna Calderón.

“La perrita está estable, pero ahora ocupamos de la ayuda de personas de buen corazón para pagar la deuda en la veterinaria y para ponerle una silla de ruedas delantera para que la perrita tenga una vida normal", aseguró Catalán.

La sobreviviente es negra, de raza Pinscher y tiene aproximadamente dos años.

La valiente está internada en la clínica veterinaria del doctor Fernández, localizada 150 metros al norte del INS del centro de Cartago. Si usted quiere ayudarla puede ir personalmente a dejar sus donaciones y así de paso conoce a Pacayitas.

Si usted quiere ayudar a la perrita, pero no puede ir hasta Cartago puede depositar plata a la cuenta cliente del Banco Nacional 15118120010109058.
Peludito fue quemado con agua hirviendo

Pero esta perrita no es la única que sufre por la ingratitud de la gente ya que Chalito, un perrito muy popular en el barrio San Antonio, de Ciudad Cortés de Osa también está malito.

A Chalito lo han quemado tres veces con agua hirviendo. Foto: Alfonso Quesada.
A Chalito lo han quemado tres veces con agua hirviendo. Foto: Alfonso Quesada.

Según contó Sonia Segura, una de las dueñas del animalito, el perro es muy inquieto y se les sale del patio.

"Resulta que un día Chalito apareció con quemaduras, al parecer se las hicieron con agua caliente, al siguiente día llegó con más quemaduras y el tercer día nos llegó todavía con más quemaduras. Es indignante saber que existen personas sin alma para hacer esto", relató Segura.

La mujer espera que su perrito se recupere pronto y que la persona que le ha estado haciendo daño recapacite y no lo haga más.