Alejandra Portuguez Morales.3 agosto

Quien grabó al hombre que en noviembre del 2019 lanzó un gato desde el octavo piso de un edificio de condominios en Curridabat es igual de responsable que él.

Así lo aseguran Rubén Rodríguez, de la Federación Canina de Costa Rica, y el abogado Gustavo Corella, quienes la tarde de este lunes 3 de agosto presentaron una querella penal (acusación privada por delito de acción pública) contra los sospechosos.

“En los hechos se establece la persona que comete la acción y también que hay una segunda persona que graba. Pero al no tener una identificación de esa persona lo que procede es ampliar luego la querella si esto se logra establecer (la identidad de quien grabó)”, explicó Corella.

“Consideramos que la prueba que hay permite establecer el grado de probabilidad suficiente para plantear una querella”, añadió el abogado.

Corella dijo también que podría haber más implicados con diferentes niveles de autoría.

Rubén Rodríguez, de la Federación Canina y el abogado Gustavo Corella presentaron la acusación contra los sospechosos de lanzar al gato. Foto: LT
Rubén Rodríguez, de la Federación Canina y el abogado Gustavo Corella presentaron la acusación contra los sospechosos de lanzar al gato. Foto: LT

“Tal vez haya algo que no se ve en el video de algún coautor, también están los cómplices, que son los que realizan alguna ayuda, y los instigadores, que empujan o promueven a que se realice la acción”, detalló.

La Ley contra el Maltrato Animal establece una pena que va desde los tres meses hasta los dos años y podría ser igual para los cómplices y los instigadores.

“Hay distintos niveles de participación criminal, pero hay que determinar si hay complicidad o instigación en este delito; a los instigadores y a los cómplices se les impone la misma pena, sin embargo, en un juicio son los jueces los que deciden si la pena es menor”, explicó Corella.

Concluyó señalando que la Federación Canina Costarricense está facultada para presentar una acción civil resarcitoria (exigir plata), pero se necesita tener completa la investigación. La acción civil podría ser agregada conforme avance el caso.

Rubén Rodríguez dijo que esta acusación se une al expediente abierto por la Fiscalía Adjunta de San José desde el sábado 1 de agosto.

“Tenemos conocimiento de que el gato no era su mascota (del sospechoso) y no era el único gato en el apartamento”, afirmó la Federación Canina de CR mediante un comunicado.

El sospechoso principal de lanzar al gato desde el edificio es de apellido Saborío, quien informó --por medio de su perfil de Facebook-- que cuando ocurrieron los hechos se encontraba en la peor etapa de una adicción que padece y que fue presionado por otras personas que estaban con él.

En ese mismo mensaje ofreció disculpas y dijo estar arrepentido.

Este fue el gatito que lanzaron desde un octavo piso, según la Federación Canina en el apartamento había más gatos. Foto: Captura de video
Este fue el gatito que lanzaron desde un octavo piso, según la Federación Canina en el apartamento había más gatos. Foto: Captura de video

En el Ministerio Público informaron que el caso está en investigación y que la abrieron luego de que se conociera el video, el viernes 31 de julio.

“La Fiscalía confirmó que el fin de semana se trabajó en algunas diligencias, las cuales se reserva para no afectar el avance de la misma. Actualmente, se espera el informe de la Policía Judicial”, dijeron en la oficina de prensa del Ministerio Público.

(Video) Gatito muere al ser lanzado desde un edificio

Este lunes 3 de agosto la Fiscalía tomó la ampliación de la denuncia que fue presentada el sábado por la Asociación Voluntarios de Corazón y coordina con Senasa y la Escuela de Veterinaria de la Universidad Nacional.

De momento al sospechoso se le investiga por el delito de muerte de animal.

Juan Pablo Peralta, vicepresidente de la Asociación para el Bienestar y Amparo Animal, dijo que esperan que este caso se eleve a juicio y que no aceptarán un proceso abreviado.

La agresión ocurrió en noviembre, pero se descubrió hasta este 31 de julio. Foto: Captura de video
La agresión ocurrió en noviembre, pero se descubrió hasta este 31 de julio. Foto: Captura de video