Silvia Coto.18 enero
La oficial Kimberly Suárez Narvaez, despertó y va mejorando. Foto cortesía: Nohelia Suárez.
La oficial Kimberly Suárez Narvaez, despertó y va mejorando. Foto cortesía: Nohelia Suárez.

Los familiares y los compañeros de la policía Kimberly Suárez Narváez, de 23 años, están felices y aseguran hallarse en medio de un milagro.

La oficial, quien fue baleada en la cabeza cuando atendía un caso de violencia doméstica, ya despertó.

Su cuñada Nohelia Suárez asegura que “Kim”, como le dicen de cariño, avanza muy bien en la recuperación.

Dada la mejoría fue trasladada desde el 13 de enero del Hospital México a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital del Trauma.

“Hay recientes mejorías en su estado de salud, se encuentra bajo vigilancia estricta. Está despierta y avanzando bien en su tratamiento con el retiro de algunas máquinas de ventilación mecánica”, dijo Jorge Espitaleta, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital del Trauma.

La noche del domingo en las redes sociales circuló un mensaje escrito por el novio de Kimberly, que también es policía, y fue compartido por los familiares de ambos.

“Antier no dejó de moverse... ayer abrió los ojos ... Y hace minutos llamé y me dicen que está superbién ...totalmente despierta, pero que la campeona no deja de moverse y poco a poco va volviendo en sí. Pero de momento está todo bien, gracias a Dios y a la Virgen. Ya no está sedada, a esperar que mañana llamemos a la psicóloga a ver qué mejores noticias nos dicen de ella. Gracias de corazón, les agradezco demasiado con saber que tienen a la niña en oración”, dice el mensaje, que no detalla el nombre del oficial.

La publicación de inmediato provocó la reacción de alegría de muchos oficiales que son amigos de la pareja.

Nohelia nos contó que en la casa todos tienen muchos deseos de ver a Kimberly; la última vez que ellas compartieron fue el 25 de diciembre.

Sin embargo, en el hospital están con cuidados extremos para proteger a todos los pacientes y al personal debido a la pandemia y no han podido ver a Kim.

“Mi hermano (novio de la oficial) es el único que la ha visto por de la restricción en las visitas; él fue antier (sábado) y gracias a Dios ha mejorado muchísimo. Desde días atrás ha movido sus manitas, sus pies, antier abrió los ojos. Igual los médicos la sedan porque todo está reciente, pero el domingo le quitaron todo y ya por ella misma abrió los ojos, se mueve más”, contó.

Desde hace 11 días Kim lucha como una guerrera por su vida. Foto MSP.
Desde hace 11 días Kim lucha como una guerrera por su vida. Foto MSP.

Asegura la cuñada que una psicóloga acompaña a Kimberly y le ha estado enseñando fotos de toda la familia, de la hija de ella, y le han hablado mucho sobre los parientes y lo que todos anhelan: su pronta recuperación.

“Ella aún no ha hablado, estamos esperando las noticias que nos va dar la psicóloga”, dijo con gran entusiamo.

En casa todos anhelan abrazar a Kim, su familia ha agradecido en las redes sociales todas las oraciones que están haciendo por ella para que se recupere. Piden no aflojar porque la oficial ha ido evolucionando tan bien que ya ellos lo consideran un milagro.

La oficial resultó herida en sábado 9 enero cuando atendía un caso de violencia doméstica en la urbanización Siglo XXI, en San Joaquín de Flores, con otros compañeros.

El sospechoso salió de la vivienda, le quitó el arma a uno de los compañeros de Kimberly, volvió a entrar a la casa y desde ahí le disparó.

El sospechoso, de apellido Ruiz, está descontando prisión preventiva.