Sucesos

Policía habría robado celular de ganadero muerto y lo vendió en ¢60 mil

El uniformado, en apariencia, le dio el aparato a un concuño

Un oficial de la Fuerza Pública apellidado Campos Aguirre, de 32 años, fue detenido por el OIJ como sospechoso de robar el celular de un ganadero que fue asesinado y vendérselo luego a un concuño en ¢60 mil.

Campos era uno de los policías que custodiaba la escena del homicidio de Danilo Montoya Paniagua, ocurrido el 5 de enero de este año en Pococí, Limón.

La Policía Judicial detuvo a Campos pasadas las 2 p. m. de este miércoles 16 de junio luego de que este fue presentado por sus superiores a la sede del OIJ de Guápiles. El caso fue dado a conocer este jueves.

El homicidio ocurrió la noche del martes 5 de enero, cuando una hija del ganadero encontró a su papá tirado cerca del portón de la casa. El señor fue asesinado de varias puñaladas y de varios balazos.

Minutos antes de que el OIJ realizara el levantamiento del cuerpo, la hija de Montoya contestó una llamada del celular de su padre. Una vez finalizada la llamada, dejó el aparato cerca de donde estaba el cuerpo de su papá.

“Al parecer, el oficial sospechoso fue uno de los que custodió la escena del crimen y cuando los agentes judiciales llegaron a atender el sitio del homicidio, recibieron información de que cerca del cuerpo había quedado el teléfono celular del fallecido, sin embargo, para ese momento ya no estaba”, indicó el OIJ.

Los agentes rastrearon el celular y estaba en manos de un oficial de seguridad privada, cuya identidad no se dio a conocer.

Una fuente judicial informó que el guarda le dijo a los investigadores que le compró el celular en ¢60 mil a su concuño, quien sería el oficial Campos.

Como medidas cautelares, a Campos le prohibieron salir a patrullar y acercarse a las personas involucradas en el caso.