Adrían Galeano Calvo.20 septiembre, 2018
Los portones estaban cerrado debido a la falta de personal por la huelga. Foto cortesía.
Los portones estaban cerrado debido a la falta de personal por la huelga. Foto cortesía.

Luego de cumplir con su deber de llevar a tiempo a una paciente hasta el hospital México, un cruzrojista del comité de Puntarenas se llevó un amarga sorpresa porque cuando regresó a su ambulancia se dio cuenta de que un tráfico le había bajado las placas.

Esta situación ocurrió a eso de las 9:30 a.m. de este jueves, frente de una de las entradas del hospital que estaba con los portones cerrados. Según se supo, ese acceso estaba así debido a que por la huelga no había suficiente personal de seguridad.

Jesús Escalona, coordinador de Seguridad Institucional de la Cruz Roja, explicó que el paramédico llegó hasta el hospital con una señora de 78 años que tenía cita para un tratamiento médico importante que no podían cancelar.

“Cuando llegó al hospital se topó con que el portón por donde entran las ambulancias para dejar pacientes estaba cerrado. La condición de la paciente no permitía que la bajáramos ahí y que ingresara por sus propios medios, entonces el conductor se vio en la obligación de llevarla en su silla de ruedas hasta el interior del hospital”, dijo Escalona.

Sin placas

Escalona dijo que con respecto al tema de que le bajaran las placas a la ambulancia lo único que puede hacer es presumir que el tráfico cumplía con su deber y creyó que el conductor estaba obstruyendo la salida y entrada de vehículos sin saber la situación que había de fondo.

Es decir, que no hubo mala fe.

Así se encontró la ambulancia el cruzrojista porteño. Foto cortesía.
Así se encontró la ambulancia el cruzrojista porteño. Foto cortesía.

Además indicó que es la primera vez que les sucede algo así, en otras ocasiones ha pasado que el policía de Tránsito se acerca al chofer para decirle que esta en una zona indebida pero luego de que el paramédico le explica lo que pasa, el tráfico termina ayudando a los cruzrojistas.

Escalona señaló que ya están haciendo contacto con la Dirección General de la Policía de Tránsito para explicarles lo sucedido y que les devuelvan las placas.

Otra entrada

Desde el hospital México también se pronunciaron sobre esta situación indicaron que el chofer de la ambulancia no estaba obligado a dejar la ambulancia ahí pues cuentan con un segundo acceso.

Así lo indicó Susana Saravia, vocera del centro médico, quien además mencionó que el hospital tiene espacios de estacionamiento, pero para ambulancias de la Caja, pues son los bienes que ellos tienen que cuidar y respaldar.

“Las ambulancias de Cruz Roja pueden ingresar por el lado de emergencias, que llega a admisión para dejar a los pacientes o por este otro ingreso que estaba con el portón cerrado. Si el portón estaba cerrado él conductor debió haber entrado por el otro lado”, añadió.