Alejandra Portuguez Morales.13 agosto

Una actitud positiva fue la clave para que el policía Juan Carlos Bonilla Castro sobreviviera y regresara a casa luego de enfrentarse a la muerte.

Juan Carlos sufrió un grave accidente de tránsito cuando un carro se les atravesó a él y a su compañero Begler Reiner Araya cuando iban en una moto policial.

El suceso ocurrió el martes 30 de junio, cerca del puente sobre el río San Isidro, en Pérez Zeledón, desde ese momento el oficial estuvo internado, primero en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Escalante Pradilla de San Isidro de El General y luego en el Hospital del Trauma del INS, en La Uruca.

Los golpes que él sufrió fueron tan fuertes que su condición en un principio era reservada.

El 14 de julio Juan Carlos cumplió 40 años y la pasó internado; sin embargo tuvo un gran avance en la salud y los médicos del Hospital de Trauma le dieron la salida este lunes 10 de agosto.

De inmediato su familia se lo llevó a casa en Pérez Zeledón, donde fue recibido con un queque y globos por su nueva vida.

Juan Carlos Bonilla Castro regresó a su casa en Pérez Zeledón para celebrar sus 40 años. Foto: Cortesía Linnett Arias
Juan Carlos Bonilla Castro regresó a su casa en Pérez Zeledón para celebrar sus 40 años. Foto: Cortesía Linnett Arias

Los hermanos del policía no lo veían desde el día del accidente, por lo que estaban emocionados de saber que regresaba, ellos aseguran que tomaron las medidas y con cubrebocas le dieron la bienvenida.

Juan Carlos asegura que sigue con vida porque Dios así lo quiso, ya que él ha visto los videos y fotos del accidente y se conmueve al verse en la condición que quedó.

“Siempre he sido una persona con una actitud muy positiva, trataba de no mirar hacia atrás, solo le pedía a Dios que me ayudara y me propuse a tener una buena disposición, trataba de no depender del personal médico, siempre les dije ‘déjenme para ver hasta dónde puedo'”.

“Los enfermeros me dijeron que me recuperé muy rápido por mi actitud, muchos me felicitaban y esto me motiva para seguir con la mirada en alto y agarrado de Dios porque por la voluntad de él es que me muevo o puedo hacer las cosas”, asegura el sobreviviente.

14 años de ser policía
Los policías iban en moto, llevaban la vía cuando el conductor de un carro se les metió por el carril. Fotos: Alejandra Portuguez
Los policías iban en moto, llevaban la vía cuando el conductor de un carro se les metió por el carril. Fotos: Alejandra Portuguez
Regresó a la vida para ser mejor

Juan Carlos cambió muchos hábitos en los últimos años, desde la alimentación hasta dejar de ser una persona sedentaria, quizás esto fue lo parte de lo que lo ayudó a mejorarse rápido, tener una buena condición física.

Él siempre salía a correr, ahora dice que le gustaría, pero no es una situación en la que piense mucho, porque primero debe volver a caminar y luego intentar correr.

“Estaría muy deseoso de volver a ponerme las tenis, retomar mi estilo de vida, pero por ahorita mi objetivo es ir mejorando cada terapia y si quedo bien, que así lo creo, retomo esa pasión”, expresó.

Asegura que después de este amargo momento ha valorado más cada segundo y las personas que lo rodean, menciona que las segundas oportunidades no siempre llegan.

Juan Carlos dice que del accidente no tiene recuerdos, en su memoria solo le quedó cuando salió de la casa e iba para el trabajo.

El choque sucedió cuando Juan Carlos iba manejando una moto policial y el conductor de un carro viró hacia la izquierda y se les atravesó porque pretendía meterse al parqueo de unos locales comerciales.

Los policías llevaban la vía y Juan Carlos chocó contra la puerta del carro por eso sufrió fracturas en el cráneo, quedó inconsciente y en un principio necesitó de un respirador artificial.

Al policía aún lo tienen que operar del hombro derecho y debe recuperar los movimientos de la mano de este lado.