Alejandra Portuguez Morales.6 junio

Al menos diez reos de la cárcel de San Sebastián, en San José, armaron un berrinche en el que quemaron colchones y causaron daños en la prisión, todo esto luego de una requisa.

Todo empezó este sábado 6 de junio, a la 1:30 de la tarde, cuando la seguridad del centro penal realizó una inspección de rutina en uno de los ámbitos, ocupado por 89 personas, y decomisaron celulares y armas punzocortantes.

Al menos 10 reos de San Sebas comenzaron a destruir el ámbito como protesta por el decomiso. Foto: Ministerio de Justicia
Al menos 10 reos de San Sebas comenzaron a destruir el ámbito como protesta por el decomiso. Foto: Ministerio de Justicia

Al terminar la revisión, a las 2:45 p.m., algunos privados de libertad exigieron que les devolvieran sus celulares y pertenencias, pero obviamente las autoridades no lo iban a hacer.

Por eso los reos comenzaron a lanzar objetos, a gritar ofensas y a destruir los abarrotes de las celdas.

Para frenar a los bochincheros tuvieron que usar gases lacrimógenos. Foto: Ministerio de Justicia
Para frenar a los bochincheros tuvieron que usar gases lacrimógenos. Foto: Ministerio de Justicia

Luego quemaron colchones y por eso llamaron a los bomberos, pero dichosamente la emergencia no pasó a más porque incluso fue controlada por las mismas autoridades de la cárcel, así que no necesitaron la ayuda de los rescatistas.

Para controlar a los reos fue necesario utilizar gases lacrimógenos.

Daisy Matamoros Zúñiga, directora de la Policía Penitenciaria, dijo que no fue necesaria la colaboración de otras autoridades.

Las autoridades atendieron a 89 reos afectados por golpes y los gases, cinco tuvieron que ser llevados a centros médicos.

Los 10 bochincheros serán reubicados en otras prisiones y por eso tendrán que pasar por todo el protocolo de aislamiento para prevenir el COVID-19.